Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARTIDOS/PP

El PP volverá a pedir que Zapatero hable sobre la financiación autonómica en el Congreso

Rajoy alegó que el presidente "tiene que explicar por qué aprueba una ley y luego no la cumple", en alusión al Estatuto catalán, y porque "ha ido de aprendiz de brujo" y "lo ha hecho muy mal". El líder popular hizo este anuncio dos días después de que al Congreso fuera el vicepresidente económico, Pedro Solbes, para aclarar la posición del Ejecutivo.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado que el grupo popular del Congreso volverá a pedir el próximo mes de septiembre la comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que hable de la reforma de la financiación autonómica.

En el acto de apertura del nuevo curso político -que como el año pasado ha celebrado en la localidad pontevedresa de Soutomaior- Rajoy ha hecho este anuncio dos días después de que al Congreso fuera el vicepresidente económico, Pedro Solbes, para aclarar la posición del Ejecutivo en dicho proceso de reforma.

La asistencia de Solbes se produjo en virtud de un acuerdo entre el Gobierno e ICV, el partido que había solicitado la comparecencia de Zapatero junto con el PP, pero a éste último la Diputación Permanente de la Cámara Baja le rechazó la solicitud.

El grupo del PP registrará de nueva la petición de comparecencia de Zapatero, toda vez que, ha señalado Rajoy, "tiene que explicar por qué aprueba una ley y luego no la cumple", en alusión al Estatuto catalán, y porque "ha ido de aprendiz de brujo" y "lo ha hecho muy mal".

Son varias las razones por las que, a juicio del líder popular, el presidente del Gobierno ha de acudir a la Cámara Baja para explicar su posición en la reforma del modelo de financiación de las autonomías, pero, por encima de todas, ha de comparecer para indicar "por qué abrió un debate sin saber cuál sería el final".

Ha añadido que cuando comenzó la discusión, hace dos años, a raíz de la reforma del Estatuto de Cataluña y de las que se produjeron después -Andalucía, Baleares, Aragón, Castilla y León, y antes, la Comunidad Valenciana-, Zapatero "sabía que este momento iba a llegar".

"¿Y qué hizo? No se le ocurrió nada y no hará nada y no dirá nada", ha apostillado antes de sentenciar: "No sabe lo que tiene que hacer porque quien actúa como aprendiz de brujo se puede encontrar con esto".

La situación de las negociaciones se encuentran ahora en el desacuerdo, si bien el Gobierno, como dijo Solbes el pasado jueves, revisará algunos aspectos de su propuesta inicial, sin modificar sus principios básicos, y conversará de nuevo con las comunidades autónomas.

Frente a la desorientación del Gobierno, según Rajoy, el PP mantiene la posición "de siempre", que la financiación autonómica tiene que resolverse por unanimidad de todas las comunidades, ya que esa es "la única garantía de la igualdad de todos los ciudadanos".

Rajoy no quiere que la reforma desencadene un aumento de los impuestos, "y menos en una situación de crisis", ni que el Estado retenga menos recursos de los que dispone actualmente.

Por ello, ha pedido a Zapatero que de este debate extraiga dos conclusiones: "la primera, que las decisiones de los gobernantes tienen consecuencias y hay que pensarlas; y la segunda, que en política, a la hora de gobernar, no se puede pensar sólo en el corto plazo, en el interés partidista o en resolver el problema en media hora".

Etiquetas