Despliega el menú
Nacional

TERRORISMO

El PP vasco pide prudencia a Mayor Oreja

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, pidió ayer al portavoz del grupo popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, "prudencia" en sus declaraciones, argumentando que "no está al cabo de la calle de la política vasca" ni es el portavoz de los populares en Euskadi.

Patxi López, ayer durante la reinauguración de la sede del PSE en Durango (Vizcaya).
El PP vasco pide prudencia a Mayor Oreja
LUIS TEJIDO/EFE

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, pidió ayer al portavoz del grupo popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, "prudencia" en sus declaraciones, argumentando que "no está al cabo de la calle de la política vasca" ni es el portavoz de los populares en Euskadi. Además, confía en que el Gobierno central, además de modificar la ley "para que ETA no esté en los ayuntamientos", también "tenga voluntad de aplicarla".

Tras conocer las declaraciones de Mayor Oreja en las que afirma que el Ejecutivo está negociando con la banda terrorista, Oyarzábal reconoció que "le han sorprendido" las palabras del ex ministro del Interior, ya que, dijo, "a nosotros no nos consta que se basen en hechos reales". Así, aseguró que "los hechos demuestran que los socialistas, junto con el PP, están en la derrota de ETA".

La conjetura de Mayor Oreja sobre una posible negociación entre el Gobierno y ETA ha pasado de sembrar dudas sobre el futuro del pacto antiterrorista entre el Ejecutivo y el PP ha convertirse en un elemento de distorsión en las filas populares.

Mariano Rajoy tampoco ha contribuido a la claridad y en la única ocasión en la que se ha referido a esta cuestión se limitó a constatar que "había que escuchar" al portavoz de los populares en el Parlamento Europeo cuando habla de terrorismo debido a su amplia experiencia en la materia. Esta postura intermedia pareció dar rienda suelta al europarlamentario popular que, pese a las críticas internas y del Gobierno, se mantuvo en sus trece. Es más, señaló al socialista Javier Solana como posible intermediario entre el Ejecutivo y los terroristas. La llama de la discordia puede provocar un incendio en el PP si no fraguan una postura oficial.

Entre los socialistas ha molestado mucho las acusaciones del ex titular del Interior. El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, sostuvo ayer que ese tipo de manifestaciones solo se pueden hacer "desde la mala fe" y mostró en una entrevista en 'El Mundo' su estupor porque proceden de "alguien que ha estado en Interior".

Por su parte, el lendakari Patxi López etiquetó las acusaciones de "miserables e indecentes" y acusó al ex ministro de "utilizar a ETA y a la mentira para atacar al adversario". El líder de los socialistas vascos advirtió, de paso, al PP de que no piensa "caer en la trampa" de utilizar el problema del terrorismo para la confrontación política.

Etiquetas