Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CORRUPCIÓN

El PP valenciano reproba al portavoz del PSOE

Los diputados de la oposición abandonaron la Cámara en el momento en que el portavoz popular fue a comparecer.

El PP aprobó ayer en solitario en las Cortes valencianas, con la ausencia de los grupos de la oposición, la reprobación del portavoz del PSOE, Ángel Luna, por exhibir en la tribuna de oradores un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional bajo secreto de sumario del caso Gürtel. Los diputados socialistas, junto con los de Compromís y los no adscritos, abandonaron el hemiciclo justo en el momento en que el portavoz popular, Rafael Blasco, comparecía desde la tribuna de oradores. Así, la iniciativa contó con 48 votos a favor, únicamente procedentes de las filas de los populares, que aplaudieron la medida.

En su intervención, Blasco recriminó a Luna su "incorrecto proceder" y la actitud de los socialistas "solidarizándose", y señaló que esta acción "merece una reprobación que no se hubiera planteado" si el portavoz socialista hubiese puesto fin a su "áspero juego antidemocrático". Censuró a Luna por ampararse de forma "fraudulenta" en la inviolabilidad parlamentaria y remarcó que el portavoz socialista "ha transgredido sus funciones".

Justificó la reprobación a Luna por exhibir el mencionado informe el pasado 24 de marzo y "divulgarlo en sede parlamentaria", así como por su conducta y "actitud continua de descalificaciones, insultos, falsas afirmaciones e imputaciones sin base justificada que persiguen el descrédito del PP".

En los pasillos de las Cortes, el portavoz adjunto socialista, Joaquim Puig, se negó a participar en el "sarcasmo" y el "montaje" de un PP que está "a la deriva" y cuya "insensibilidad" es "tan grande" que quiere convertir la Cámara en "un circo" y en una "huida hacia adelante". Puig señaló que quien tendría que ser objeto de la censura es el presidente, Francisco Camps, que "no ha dado ninguna explicación" por el caso Gürtel.

La portavoz adjunta de Compromís, Mònica Oltra, justificó su ausencia en que se trataba de un "acto de dignidad democrática", porque el PP quiere convertir las Cortes "en una caricatura" de la democracia y en "un chiste", y por ello "ha de quedarse solo" en su "caída democrática". "Hoy tocaba hablar de regeneración democrática", manifestó Oltra.

Los diputados de la oposición se hicieron una foto conjunta y regresaron al hemiciclo cuando se inició el debate del siguiente punto del pleno.

Etiquetas