Despliega el menú
Nacional

NUEVA LEGISLATURA

El PSOE quiere llegar "cuanto antes" a acuerdos con el PP

Alonso y Sáenz de Santamaría se citan el jueves para negociar la renovación de los órganos constitucionales.

Tras un paréntesis de casi seis meses, PSOE y PP retomarán el próximo jueves en el Congreso las conversaciones para la renovación de los vocales del Consejo General del Poder Judicial y de los magistrados del Tribunal Constitucional. Los socialistas desean un acuerdo "cuanto antes", según su portavoz en el Congreso, pero su homóloga popular condiciona el pacto a que haya un entendimiento global previo sobre la reforma de la Justicia.

El partido gubernamental admite sus prisas por reemplazar a los 20 vocales del Consejo del Poder Judicial, cuyo mandato concluyó en noviembre de 2006, y a los tres magistrados del Constitucional que deberían haber sido relevados hace cuatro meses. Con estas urgencias, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, telefoneó este jueves por la mañana a su homóloga del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, para concertar un encuentro. La cita: el jueves que viene en el Congreso, un día después de que los Reyes presidan la en la cámara la apertura solemne de la legislatura.

Estas negociaciones fueron la madeja de Penélope en la legislatura anterior. Los tímidos avances que se lograban en una ronda eran frenados en la siguiente. El PSOE, entre otros planteamientos, pretendía que la composición del Consejo tuviera en cuenta a las fuerzas nacionalistas, aspecto al que el PP se negó siempre. Llegó un momento, al final de la legislatura, en el que los populares abandonaron sin más miramientos las conversaciones. Gracias a esta táctica, los conservadores prolongaron su mayoría en el órgano de gobierno de la judicatura, una supremacía que obtuvo en la última legislatura de José María Aznar.

Alonso sostuvo que la renovación de los órganos constitucionales es "una tarea prioritaria" y el acuerdo con el PP se tiene que concretar "cuanto antes". El PSOE no da fechas, pero confía en cerrar un acuerdo antes del verano. Los socialistas no se oponen a la reforma general del modelo de Justicia que plantean los populares, pero Alonso insiste en que "lo primero" es renovar el Consejo porque es el órgano encargado de tomar las medidas en el ámbito judicial. Sáenz de Santamaría replicó en estos contactos previos que la negociación no debe limitarse a un mero "reparto" de cargos sino que debe haber un enfoque "global". Fuentes parlamentarias socialistas creen que si ésa va a ser la postura del PP "mal vamos porque es la misma maniobra dilatoria de (Eduardo) Zaplana".

Constitucional

Menos prisa corre la renovación de los tres magistrados del Constitucional, entre ellos su presidenta, Maria Emilia Casas, porque con el reciente fallo del alto tribunal su mandato hasta final de año se ajusta a la legalidad, en contra del criterio defendido por el partido opositor en el recurso que planteó sobre ese particular.

Alonso y Sáenz de Santamaría también tendrán que resolver el reparto de las presidencias de comisiones parlamentarias y sus correspondientes mesas. El PP aspira a retener las cuatro que tuvo en la pasada legislatura, aunque el PSOE tiene en cuenta su negativa a ceder un puesto en la Mesa del Congreso a los nacionalistas, lo que obligó a los socialistas a desprenderse de dos cargos en ese órgano a favor de CiU y PNV para que se reflejase "la pluralidad" de la cámara.

El clima de sosiego y espíritu pactista de estos primeros pasos de la legislatura pueden conducir, no obstante, a que se olviden todos los agravios previos y se llegue a un fácil entendimiento. Alonso subrayó este dato y se alegró de que "todos" hagan esfuerzos por reconducir "el clima de crispación exasperante" de los últimos cuatro años.

Etiquetas