Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

murcia

El PSOE exige al PP que no le culpe del ataque al consejero murciano

La agresión sufrida por el consejero de Cultura del Gobierno de Murcia abrió ayer un nuevo campo de batalla entre el PSOE y el PP.

Alberto Cruz.
El PSOE exige al PP que no le culpe del ataque al consejero murciano
J. F. M./EFE

La agresión sufrida por el consejero de Cultura del Gobierno de Murcia abrió ayer un nuevo campo de batalla entre el PSOE y el PP. Los socialistas reclamaron a los populares que dejen de insinuar que el ataque es consecuencia del clima de "virulencia" que ha creado su partido en esa región, pero el PP insistió en que el PSOE ha abonado un clima de "alteración social absolutamente impropio de una democracia". Entretanto, nada se sabe de los agresores aunque la Policía sospecha se trata de miembros de algún grupo antisistema.

El titular de Cultura de Murcia, Pedro Alberto Cruz, fue agredido el sábado cuando salía de su casa por tres personas que le golpearon en la cara con un puño americano. El consejero sufrió fracturas en un pómulo y heridas en la cara, fue operado en el hospital Reina Sofía y se recupera con normalidad.

Este se sentía perseguido desde hacía un tiempo y creía que le seguían, según relató a sus colaboradores desde el hospital en el que está ingresado.

El ataque se produjo después de otros episodios violentos contra el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, su familia y varios consejeros del Ejecutivo autónomo. Valcárcel ha puesto en marcha un plan de ajuste del gasto para paliar el déficit público que ha motivado airadas manifestaciones en Murcia.

La dirección federal PSOE condenó "la repugnante acción" y mostró su solidaridad con el agredido, su familia y el PP. La ejecutiva socialista, sin referirse a nadie pero en clara alusión a los populares, reclamó que no se utilice el incidente "como arma de lucha política o de ataque al contrario" porque "solo estaríamos dando munición a los intolerantes".

El secretario de Política Municipal de los socialistas, Antonio Hernando, fue más rotundo y reprochó a los dirigentes del PP, y en particular a su secretaria general, que cometan la "insensatez" y caigan en la "barbaridad" al responsabilizar al PSOE.

Alfredo Pérez Rubalcaba se puso en contacto con el presidente autonómico para ofrecerle un plan de seguridad para los miembros de su Gobierno y garantizar que los autores del atentado no quedarán impunes.

"Por razones políticas"

Pero lejos de calmar los ánimos, el presidente de Murcia echó gasolina al fuego y culpó sin género de dudas de la agresión a "gente vinculada a la izquierda y además por razones políticas". Además, la Junta Directiva del PP de Murcia pidió la dimisión del delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, a quien acusa de "dejación de funciones, interesada" tras la agresión.

Etiquetas