Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

AGUA

El Gobierno firma el traspaso de competencias del Guadalquivir a Andalucía

Es la primera comunidad en gestionar una cuenca intercomunitaria.

Andalucía se ha convertido este sábado en la primera comunidad autónoma con competencias sobre una cuenca hidráulica intercomunitaria, en virtud del acuerdo firmado entre los gobiernos central y regional en Sevilla. Tanto el Ministerio de Administraciones Públicas como la Junta han subrayado que se trata de un traspaso basado en el respeto institucional y a la Constitución, así como a los intereses de otros territorios, mientras que el presidente de la Junta ha abogado por revitalizar el río para ocio, turismo, diversificación de la economía y generación de empleo.

El acuerdo responde a una vieja reivindicación andaluza, fijado incluso a través del artículo 51 del nuevo Estatuto de Autonomía. A partir del próximo 1 de enero de 2009, Andalucía asumirá las competencias sobre el río Guadalquivir que fluye por su territorio -más del 90% del total-, y que representa una superficie de 51.900 kilómetros cuadrados con 398 municipios en los que residen más de cuatro millones de andaluces, 53 embalses, más de 600.000 hectáreas de regadíos y 115 centrales hidroeléctricas.

De esta manera, la administración regional otorgará, siempre dentro de la comunidad, las concesiones de los recursos hídricos, asignados y reservados por la planificación hidrológica, además de controlar la utilización y protección del dominio público hidráulico en la comunidad. Mientras, el Estado seguirá gestionando los cuatro embalses que se encuentran total o parcialmente en otras comunidades, pues el 7,1% de la cuenca discurre por Castilla-La Mancha, un 2,4% más es territorio extremeño y el 0,2% restante murciano. Asimismo, la Junta será la responsable de explotar, conservar y establecer el régimen de desembalse de los aprovechamientos y obras hidráulicas en los embalses que se ubican exclusivamente en territorio andaluz.

Fuentes de la administración explicaron que el coste efectivo del traspaso asciende a 121 millones de euros, a los que hay que sumar la gestión de los fondos europeos asignados a la cuenca andaluza del Guadalquivir, que rondan los 500 millones. Con las nuevas competencias, la Junta asumirá a 849 empleados públicos.

El traspaso rubricado en el monasterio de Santa María de las Cuevas, en la Isla de la Cartuja, supone el final de un largo proceso que se inició con la cesión de las competencias hidrográficas de la Cuenca del Sur en 2005. Posteriormente, se unieron las cuencas andaluzas del litoral atlántico.

Transferencia "compleja"

La responsable de Administraciones Públicas, Elena Salgado, alabó la celeridad con la que se ha realizado una transferencia "tan compleja", y apuntó que se trata de una buena noticia "para los que creemos en el estado autonómico". Así, valoró que el Guadalquivir estará ahora gestionado por una administración más próxima a los andaluces, "y la gestión seguirá siendo igual de bueno" dado que, como recordó, "la Junta también es Estado".

Salgado garantizó que el traspaso de la gestión "es respetuoso no sólo con el Estatuto de Andalucía, sino también con los intereses de otras comunidades", al tiempo que garantizó que se mantendrá la colaboración entre ambas instituciones, extremos éstos que fueron reiterados también por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

En este sentido, el presidente andaluz subrayó el enorme simbolismo de este traspaso, ya que "Andalucía no se entiendo sin el Guadalquivir ni el Guadalquivir se entiende son Andalucía", y apuntó que su objetivo será hacer de él "uno de los ríos más limpios, más hermosos y más productivos del continente europeo, de manera que se fortalezca y amplifique su carácter de eje vertebrador". Así, abundó en que, más allá del aprovechamiento hídrico, "el Guadalquivir debe ser una herramienta para la diversificación de sus economías y creación de empleo, alcanzando a nuevos ámbitos productivos". Para ello, y tras subrayar la importancia de desarrollar "una política de aguas propia, que responda a nuestras necesidades presentes y futuras y continúe fomentando el desarrollo sostenible de Andalucía", ha indicado que su primer objetivo será "profundizar en el uso sostenible del agua, para garantizar este recurso a todos los andaluces". Además, reiteró su propuesta de desarrollar junto a los agentes sociales, organizaciones agrarias y partidos políticos un 'Pacto Andaluz por el Agua', e integrar las tres cuencas transmediterráneas en una nueva Ley del Agua, así como promover el uso del río como "la gran ruta turística del interior de nuestra tierra".

Etiquetas