Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

SANIDAD

El Gobierno compra 37 millones de vacunas contra la gripe A y tres millones de tratamientos antivirales

-La ministra lanza un mensaje de 'tranquilidad y confianza' a los ciudadanos, "porque estamos preparados para responder ante cualquier eventualidad futura".

El Gobierno se mantiene en alerta y tiene activados todos los protocolos sanitarios y de vigilancia epidemiológica a corto y a medio plazo para hacer frente a la evolución de la gripe A durante el verano y ante un eventual y esperado repunte de la pandemia a partir del próximo otoño. Así se desprende del exhaustivo informe que la ministra de Sanidad y Política Social presentó este viernes ante el Consejo de Ministros, en el que explicó las medidas concretas que se adoptarán para mantener una constante 'vigilancia' sobre la enfermedad. Trinidad Jiménez informó de que su departamento, tal como se acordó en el Consejo Interterritorial del SNS, ha ultimado la compra de vacunas frente al virus A (H1N1), con el fin de cubrir las necesidades del 40% de la población española, según las estimaciones aprobadas por unanimidad por la Comisión de Salud Pública.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Gabinete, Jiménez concretó que el ministerio ya ha concluido el proceso de negociación con dos empresas farmacéuticas (Novartis y Glaxo) para que suministren a España 37 millones de vacunas para la nueva gripe, que estarán disponibles en octubre. De éstas, 27 millones de dosis se distribuirán entre las CCAA y 10 millones se destinarán al "fondo de reserva estratégica". El Ejecutivo centralizará la compra de las vacunas, para garantizar que se repartan de manera equitativa por todo el territorio nacional, si bien las CCAA serán las encargadas de financiar las que adquieran. La ministra desveló que, para que la vacuna sea efectiva, cada persona necesitará dos dosis. La inversión total en vacunas se elevará a 266 millones de euros.

Además, el ministerio también comprará tres millones de tratamientos antivirales (oseltamivir), cuyo coste evaluó Jiménez entre 40 y 50 millones de euros. No obstante, Sanidad ya disponía de 10 millones de antivirales desde 2006, cuando se adquirieron para hacer frente a la gripe aviar, que son los que se están utilizando actualmente. Medio millón de ellos forman parte de la reserva estratégica y el resto ya han sido distribuidos por todas las regiones españolas.

Recordó la ministra que ahora resta por definir, a nivel internacional, cuáles son los grupos de riesgo susceptibles de ser vacunados ante la gripe A. De momento, ya están definidos tres colectivos específicos: el de personas con alguna patología previa asociada, como una infección respiratoria o una cardiopatía; los niños menores de dos años de edad, y las embarazadas. Ahora habrá que esperar a concretar a qué número de grupos más se extiende la cobertura, unas directrices que emanarán de la OMS y de la UE.

Campaña informativa

Avanzó Jiménez que su departamento ha decidido difundir una campaña informativa dirigida a los ciudadanos con las 'recomendaciones' pertinentes ante un eventual incremento del nivel de contagio. Dicha campaña se centrará en que la población conozca cómo reaccionar ante una posible infección y las medidas preventivas que debe adoptar para evitarlo. Aunque, de momento, la nueva gripe se está comportando de manera "más benigna" que la gripe estacional, Jiménez anunció que la vigilancia epidemiológica frente al virus será "muy intensa" al menos durante los próximos "ocho meses".

Aún así, hizo especial hincapié en lanzar un mensaje a los ciudadanos de "tranquilidad y confianza" en el sistema sanitario, "porque estamos preparados para responder ante cualquier desarrollo de la pandemia o eventualidad futura que se pueda presentar". Y aunque su evolución, hasta ahora, sea mucho más benigna que la gripe común y cause mucho menos mortalidad (la gripe estacional provoca una media de 8.000 muertes al año), la ministra enfatizó que "eso no significa que el ministerio haya bajado el nivel de alerta, en el que nos mantenemos desde el pasado 26 de abril".

La OMS, especificó, mantiene su recomendación de que "no cambiemos nuestros hábitos de vida y que no restrinjamos nuestros movimientos", dijo. "No lo hicimos en el momento de máxima alerta y no hay razones clínicas o epidemiológicas ahora para que la situación cambie --puntualizó--. Ningún país está limitando los movimientos de las personas". Si acaso, están subrayando las 'precauciones' a adoptar ante el contacto con un contagiado o sobre las medidas de higiene idóneas. "Salvo las personas que padezcan una enfermedad de base, no hay ningún tipo de preocupación", reseñó. Y puso como ejemplo alguno de los casos registrados en campamentos de verano de menores, donde, aplicando el protocolo, se aislaba a los posibles infectados y los grupos vacacionales continuaban operando con absoluta normalidad.

'Plan de verano'

La ministra informó al Consejo de Ministros sobre el 'plan del trabajo de verano' ante la nueva gripe, que incluye diversas actividades. El 22 de julio, una nueva reunión extraordinaria del Consejo Interterritorial del SNS, para garantizar que los servicios sanitarios tienen activados los planes de contingencia que permitan responder a un eventual incremento de la demanda asistencial en los centros de atención primaria y en los hospitales. Jiménez también se reunirá con los agentes sociales -empresarios y sindicatos-- para presentar un 'plan marco de contingencia' en los ámbitos laborales. Además, el próximo 14 de agosto está previsto un encuentro del Comité Ejecutivo Nacional para la prevención, el control y el seguimiento de la evolución epidemiológica del virus de la gripe A -con representación de la Administración del Estado y de las CCAA--. Este órgano revisará y pondrá a punto todas las acciones previstas antes del inicio del otoño.

Asimismo, habrá reuniones periódicas y controles semanales por videoconferencia de la Comisión de Salud Pública del SNS, que se encargará de hacer una revisión exhaustiva de la situación y planificará las acciones para los próximos meses. También se harán respectivos seguimientos desde otros ámbitos: encuentros semanales del Subcomité de Respuesta a la Emergencia, que garantizará la planificación de los servicios sanitarios; y el Comité Científico, que realizará diversas recomendaciones de actuaciones clínicas y de laboratorio.

Etiquetas