Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ENERGIA

El Congreso abre la puerta a prolongar la vida de las nucleares

Las centrales podrán seguir operando más de 40 años si sus titulares así lo solicitan, teniendo en cuenta las decisiones del Consejo de Seguridad Nuclear y la evolución de la demanda y la tecnología.

Central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).
Los empresarios de Aragón, a favor de que la central de Garoña siga abierta
HERALDO

El Congreso de los Diputados ha avalado una enmienda del Senado a un apartado de la ley de Economía Sostenible que permitiría alargar, según algunas interpretaciones, la vida útil de las centrales nucleares.

Los grupos parlamentarios, que han apoyado mayoritariamente esta modificación, han diferido, a lo largo del día, sobre su significado.

La enmienda, avalada en el Senado por PSOE, PP, CiU, PNV, Entesa y parte del grupo mixto, deja abierta según CiU la posibilidad de prorrogar la vida de las nucleares pasados los cuarenta años de su vida útil, límite fijado por el Ejecutivo para su cierre.

CiU, según su portavoz, Josep Antoni Durán Lleida, interpreta que esta posible ampliación incluiría, si así lo decide el Gobierno, a la central de Garoña (Burgos), que deberá cerrarse en abril de 2013.

Por su parte, Josu Erkoreka, portavoz del PNV, ha asegurado que Garoña está «expresamente excluida» en el acuerdo.

No obstante, el socialista José Antonio Alonso advirtió que de la enmienda no es posible extraer conclusiones sobre la vida de las centrales.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a su llegada al Congreso, ante las preguntas de los periodistas, también ha negado que esta enmienda suponga un cambio en su política nuclear.

La izquierda minoritaria, sin embargo, considera que se ha dado un giro completo a la política gubernamental contraria a prorrogar la vida de las nucleares en España. Así, la diputada de Esquerra Republicana, Maria Núria Buenaventura, ha señalado en su intervención en el Pleno que «nos encontramos ante la ley de la resurrección de las centrales nucleares».

La enmienda, aprobada con 334 votos a favor, 10 en contra y ninguna abstención, corresponde al Artículo 79 de la Ley de Economía Sostenible, correspondiente a la Planificación energética.

En concreto señala que entre los objetivos para el año 2020 se encuentra «determinar los niveles de participación de la energía nuclear en la cesta de generación energética, de acuerdo con el calendario de operación de las centrales existentes y con las renovaciones que, solicitadas por los titulares de las centrales, en el marco de la legislación vigente en su caso, correspondan».

Para ello, continúa, se tendrá en cuenta «las decisiones del Consejo de Seguridad Nuclear sobre los requisitos de seguridad nuclear y protección radiológica, la evolución de la demanda, el desarrollo de nuevas tecnologías, la seguridad del suministro eléctrico, los costes de generación eléctrica y las emisiones de gases de efecto invernadero, y ateniéndose en todo caso al marco de referencia establecido por la normativa europea vigente».

Este párrafo sustituye a otro que, textualmente, afirmaba que el objetivo sería «mantener el calendario de operación de las centrales del parque nuclear existente, considerando el plazo de cuarenta años para el que fueron diseñadas y teniendo en cuenta el desarrollo de nuevas tecnologías, la seguridad del suministro eléctrico, los costes de generación eléctrica y las emisiones de gases de efecto invernadero».

Etiquetas