Despliega el menú
Nacional

POLÉMICAS DECLARACIONES

Rechazan reprobar las frases de De la Riva contra Pajín

Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid, se ha defendido de las críticas del PSOE y de IU y señala que ha "pasado página con todas las consecuencias" sobre la polémica por sus palabras contra Leire Pajín. Además, ha desalojado a un grupo de unas quince personas que han acudido al pleno para protestar por sus declaraciones.

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva
El Ayuntamiento de Valladolid rechaza reprobar las frases del alcalde contra Pajín
EFE

El pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha rechazado con los votos mayoritarios del PP una moción en la que el PSOE pedía la reprobación de las declaraciones del alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, contra la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín.

Los grupos municipales del PP, PSOE e IU han debatido una moción que tiene su origen en las palabras de León de la Riva sobre Pajín, hace una semana, cuando dijo en una entrevista radiofónica que cada vez que veía "la cara y los morritos" de la nueva ministra piensa "lo mismo".

El portavoz del Grupo Popular, Jesús Enríquez, ha asegurado que el alcalde tiene "más que acreditada su sensibilidad hacia la igualdad" de oportunidades entre hombres y mujeres y ha remarcado que a los socialistas que han organizado una "campaña mediática" contra el alcalde "les importa poco la dignidad de la mujer", porque "van a por los votos".

Por su parte, el presidente del Grupo Socialista, Óscar Puente, ha afeado al alcalde que no haya intervenido en el pleno municipal y ponga al portavoz del Grupo Popular como "parapeto" para "no dar explicaciones" sobre unas declaraciones "machistas" de un alcalde que "tiene la suerte de tener a su lado a una mujer prudente, inteligente y bondadosa", pero de la que "no se le ha pegado absolutamente nada".

Todos los intervinientes en el pleno han coincidido en que las palabras de León de la Riva habían sido "desafortunadas", pero mientras el portavoz del PP ha asegurado que tras este debate de "artificio" el "cuento se acabó", los representantes del PSOE y de IU han insistido en que la disculpa del alcalde no es suficiente.

Óscar Puente (PSOE) ha expresado que los ciudadanos de Valladolid, a los que "ha abochornado" con sus expresiones contra la ministra, están "esperando que se disculpe" y que cuando vuelva a hablar en los medios de comunicación lo haga pensando en que "representa a toda la ciudad".

Le ha contestado Enríquez (PP) que el "relativismo moral" en el que se mueve el PSOE les convierte en "laicos inquisidores de lo bueno y lo malo", aunque con un "doble rasero" dependiendo de quién protagonice el hecho, mientras que no se detienen a debatir las políticas llevadas a cabo por el Gobierno central que perjudican a Valladolid.

En su último turno,  el portavoz socialista ha pedido a León de la Riva que reflexione sobre la posibilidad de que en los plenos municipales se debatiera sobre el aspecto físico de los concejales: "Es usted un Adonis, como para referirse al físico de los demás", ha ironizado Óscar Puente.

Por su parte, el único concejal de Izquierda Unida, Alfonso Sánchez, ha pedido la dimisión del alcalde y lamentado que el Ayuntamiento gaste millones de euros para dar a conocer la ciudad, cuando "basta con unas palabras del regidor" para ofrecer al país la parte "machista e intolerante" de Valladolid. "Seguimos manteniendo la etiqueta de 'fachadolid'", ha rematado.

Tarjetas rojas de protesta

Con las tribunas de público llenas por las diferentes cuestiones que se debatían en el pleno, la reprobación ciudadana al alcalde ha llegado tras la votación de la moción, ya que un grupo de unas quince personas han mostrado una tarjeta roja en señal de protesta por las palabras de De la Riva contra Leire Pajín.

El alcalde ha pedido a los ciudadanos que depusieran su actitud y dejaran de mostrar los carteles, ya que de no ser así, serían desalojados. Dado que mantenían en alto las tarjetas rojas, agentes de la Policía Municipal han procedido a desalojar a los portadores de las cartulinas, a algunos de ellos por la fuerza.

León de la Riva ha comparecido en una rueda de prensa después del pleno municipal y ha asegurado que España está "más cerca" de convertirse en un "Estado policial" al acaparar Alfredo Pérez Rubalcaba la vicepresidencia primera y la portavocía del Gobierno, además del Ministerio del Interior y el control de la Policía.

El regidor ha contestado así a los gritos de algunos ciudadanos, que en el transcurso del pleno municipal fueron desalojados de la tribuna de público. Uno de ellos ha gritado cuando era desalojado por la Policía Municipal que se encontraban en un "Estado policial", lo que ha sido retomado por León de la Riva. "Lamentablemente es en lo que estamos, en un Estado policial", ha dicho el alcalde antes de criticar que Pérez Rubalcaba controle "algo más que la Policía" y haya dicho "a algún parlamentario del PP: sé al minuto lo que hacéis".

Para el alcalde, se está "cada vez más cerca de un Estado policial, pero no por el hecho de que el alcalde mande que se cumplan las normas, sino por la actuación del Gobierno y particularmente por el vicepresidente primero".

Al inicio del turno de preguntas, el regidor ha avisado a los periodistas de que ha "pasado página con todas las consecuencias" sobre la polémica por sus palabras contra Leire Pajín, aunque finalmente sí ha hecho algunas afirmaciones.

Al ser preguntado por la imagen de Valladolid que se había proyectado al resto del país, De la Riva ha dicho que sus palabras sobre una persona -Leire Pajín- "no se pueden trasladar a las mujeres" y ha añadido que la expresión 'fachadolid' para referirse a su ciudad es algo que está "asumido y descalificado", ya que "no tiene razón de ser". "Que digan misa", ha zanjado.

El alcalde ha completado sus alusiones a este asunto con una demanda: "quien debe pedir perdón a los vallisoletanos" es la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quien en su opinión ha ofendido a la ciudad, a su festival de cine -Seminci- y a los ciudadanos, al renunciar a asistir a la inauguración del festival como protesta por las palabras del alcalde.

Etiquetas