Nacional
Suscríbete

PEÑAMELLERA BAJA

Dimite un edil vinculado a la muerte de un ciclista

El concejal, de un pueblo asturiano, viajaba en el coche que arrolló al deportista y no se paró a ayudar.

El concejal de Educación, Cultura, Festejos y Medio Ambiente del municipio asturiano de Peñamellera Baja, Victoriano Vidal Cordera (PP), dimitió ayer tras conocerse que viajaba en el coche que el pasado 24 de julio atropelló a un ciclista abulense en Cabuérniga (Cantabria). El deportista falleció y el coche, que le pasó por encima, se dio a la fuga, por lo que su conductor ha sido acusado de omisión de socorro.

Fue el pasado lunes cuando la Policía consiguió arrestar al conductor del vehículo, M. A. S. R. B, de 55 años, en su domicilio de Panes, en el concejo asturiano de Peñamellera Baja. Está imputado como supuesto autor de un delito de omisión del deber de socorro ya que después de arrollar al ciclista, de 20 años y natural de Cardeñosa (Ávila), abandonó el lugar del accidente.

En el momento de los hechos, otros dos hombres iban en el coche, según la Guardia Civil. Uno de ellos fue detenido por un supuesto delito de encubrimiento y pasó a disposición judicial. El otro era, supuestamente, el concejal de Peñamellera Baja.

Según del PP, Vidal Cordera presentó su dimisión "por responsabilidad con los vecinos y para no hacer daño al partido". Estas fuentes no quisieron hacer comentarios y negaron que el edil fuese detenido. Lo único que hizo, señalaron, fue declarar.

Fuentes del PSOE de Peñamellera Baja consultadas no quisieron tampoco hacer comentarios hasta tener más detalles. No obstante, señalaron que, de ser cierto todo lo que se comenta, se trataría de un hecho "muy grave".

"Miedo" y "nervios"

El conductor del vehículo reconoció los hechos en su declaración ante la Guardia Civil y admitió que pasó con el vehículo "por encima" del ciclista. También explicó que huyó del lugar de los hechos por "miedo" y "nervios".

La investigación se inició tras el siniestro, después de que otro ciclista -que al igual que el fallecido había abandonado una prueba deportiva- alertó de lo sucedido e indicó a los agentes que, aunque no vio el atropello (solo se percató de su compañero tendido en el suelo), sí observó cómo se ausentaba del lugar un vehículo todoterreno, que le pareció que era de color verde.

Con estos datos, los especialistas de Tráfico de la Guardia Civil empezaron a comprobar coches de estas características en las localidades próximas al accidente.

En menos de una semana comprobaron más de 40 vehículos, pero sin llegar a ninguna prueba concluyente. Paralelamente, tuvieron conocimiento de que automóviles de estas características también acuden al puerto de Brañosera, en Palencia, que es una zona de ganado a la que van con frecuencia los dueños de los animales que pastan allí. Esta nueva línea de investigación les llevó al vehículo, de las mismas características pero de color azul.

Etiquetas