Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

DEFENSA

Chacón vivirá en el ministerio para "estar en contacto" con su equipo

La titular de Defensa dice, al salir del hospital tras dar a luz a su hijo Miquel, que la maternidad "no se puede comparar con nada".

La ministra de Defensa, Carme Chacón, abandonó ayer a mediodía el hospital público Sant Joan de Déu, en su localidad natal de Esplugues de Llobregat (Barcelona), donde el pasado lunes dio a luz a su hijo, Miquel. Chacón, que aseguró a la salida del centro que ella y su hijo se encuentran "muy bien", pasará el fin de semana en Esplugues, y el lunes se trasladará a Madrid.

La ministra salió del centro médico con el pequeño Miquel en brazos y acompañada de su marido, el ex secretario de Estado de Comunicación Miguel Barroso, y del equipo de ginecólogos que la han atendido, que la despidieron en la puerta. Al salir, Chacón se emocionó con el aplauso espontáneo de las personas que se encontraban en los accesos al hospital.

La responsable de Defensa dijo sentir una gran alegría por su reciente maternidad, una situación que definió como "una cosa maravillosa, que no se puede comparar con nada". Tanto ella como el niño, detalló, se encuentran "muy bien" tras el pequeño "susto" que supuso el adelanto del parto, previsto para comienzos de junio. "Afortunadamente no todo se puede controlar, la madre naturaleza tiene estas cosas y Miquel tenía ganas de salir", explicó.

Chacón, su marido y su hijo se trasladarán al apartamento de unos 400 metros cuadrados ubicado en la última planta de Defensa. Ello le permitirá, señaló, "estar en contacto" con todos sus colaboradores y "atenta a todo lo que ocurre" mientras cuida de su hijo.

Baja compartida

La ministra y su marido han decidido compartir las 16 semanas de baja por maternidad. Ella disfrutará de las primeras ocho semanas de permiso, y su esposo de las ocho siguientes. "Vamos a compaginar a partir de ahora, como tantas parejas hacen, nuestra vida profesional con la familiar", señaló la ministra al despedirse.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señaló al término del Consejo de Ministros que el alumbramiento de Chacón ha sido "una alegría para todos" por el afecto personal que le profesan sus compañeros y por ser la primera ministra que "estando en activo ha sido madre". Destacó que "no se trata solo de una curiosidad fruto del azar, sino también de un símbolo de la España que queremos construir, que consiste en que ninguna madre tenga que elegir entre un trabajo y un hijo".

Chacón dio a luz el 19 de mayo a Miquel, que pesó 2.800 gramos. Había acudido por la mañana al hospital para una revisión rutinaria, pero decidieron ingresarla.

Etiquetas