Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Violencia de género

Unos 2.000 escoltas privados podrían proteger a maltratadas

Un total de 19.515 mujeres tienen protección policial activa y 38.801 son usuarias del servicio telefónico de atención y protección para víctimas.

El 016 es el teléfono contra el maltrato
Más de millón y medio de españolas han sido maltratadas alguna vez
HA

Alrededor de dos mil escoltas privados que en la actualidad se encuentran en paro o lo van a estar en próximas fechas estarían disponibles si el Gobierno así lo decide para proteger a las víctimas de violencia machista y tendrían total disposición a desplazarse a cualquier punto de España.

Así lo han puesto de manifiesto, en declaraciones a Efe, los presidentes de la Asociación Española de Escoltas y de la Asociación de Escoltas en Activo del País Vasco, Vicente de la Cruz y Santiago Fontenla, respectivamente, quienes coinciden en que la seguridad privada podría ayudar mucho en la lucha contra la violencia.

Los escoltas han dado la bienvenida a la posibilidad planteada por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, el pasado miércoles en el Senado de contar con la seguridad privada para proteger a las víctimas, además de los recursos que ya existen.

Según los últimos datos disponibles, un total de 19.515 mujeres tienen protección policial activa y 38.801 son usuarias del servicio telefónico de atención y protección para víctimas de violencia de género (Atenpro).

De las mujeres con protección policial activa, cerca de una veintena viven en una situación de riesgo extremo, por lo que están acompañadas las 24 horas del día por miembros de las fuerzas de seguridad.

Además, cada 72 horas se les hace una nueva valoración del riesgo.

Entre 200 y 300 mujeres están en riesgo alto, 4.000 en medio y, alrededor de 16.000, en bajo, a las que hay que sumar unas 70.000 víctimas con riesgo "no apreciado", es decir, que puede que corran peligro de ser agredidas pero no se ha apreciado así.

En paro tras el cese de la violencia de ETA

Con este panorama y con otras muchas mujeres que son víctimas de violencia machista pero no se atreven a dar el paso de denunciar a sus agresores, los ministerios de Sanidad e Interior tratarán en una próxima reunión si contar con los escoltas para protegerlas.

El cese de la violencia de ETA ha provocado la reducción de escoltas privados que prestaban servicio en el País Vasco y Navarra y que ahora han pasado a engrosar las listas del paro.

El presidente de la Asociación Española de Escoltas ha asegurado que hay aproximadamente 2.300 escoltas que están desempleados y que estarían listos para la protección de las maltratadas.

"Lo que queremos es trabajar, primero como personas, estar sin trabajo es una catástrofe y segundo, como sector, si perdemos la experiencia que han adquirido los escoltas que han prestado servicio durante diez años sería una terrible pérdida para la seguridad pública", subraya Vicente de la Cruz.

Este servicio ya lo prestan precisamente en el País Vasco donde protegen a 57 mujeres cada día y a todas horas, intentando cambiar las rutinas de éstas y sus itinerarios para que los maltratadores no tengan ninguna pista de dónde están, ha explicado Cruz.

El presidente de la Asociación de Escoltas en Activo de País Vasco y Navarra ha coincidido con De la Cruz en que el "éxito" en las tareas de los escoltas privados en esa comunidad autónoma podría trasladarse a la lucha contra la violencia de género.

Santiago Fontenla, quien ha cifrado en cerca de dos mil los escoltas que podrían ejercer esta función, ha destacado que "están abiertos a la movilidad territorial al cien por cien".

"Estamos dispuestos a ir donde haga falta, entendemos que, lógicamente, no ganaremos lo mismo que hace años, pero somos conscientes de que tal y como están las cosas no queremos ser trabajadores privilegiados", ha indicado.

De cerca de seis mil euros de sueldo muchos han pasado a ganar dos mil, además, según ha explicado Fontenla "un servicio de protección por parte de agentes privados es entre tres y cuatro veces más barato que los que prestan los funcionarios policiales".

La asociación que preside Fontenla tiene previsto reunirse, aún sin fecha concreta, con representantes del Ministerio de Sanidad para trasladarles su total disponibilidad.

Etiquetas