Nacional
Suscríbete

EN EL BURGO DE OSMA

Cae una campana de 250 kilos minutos antes de una procesión en Soria

El presidente del cabildo catedralicio se ha congratulado de que la intercesión del Santo fundador de la diócesis, haya impedido que se produjera una grave desgracia.

Imagen de las obras de restauración de la Catedral del año pasado
Cae una campana de 250 kilos minutos antes de una procesión en Soria
HERALDO DE SORIA

Una campana de la catedral de El Burgo de Osma (Soria) de más de 250 kilogramos ha caído desde la torre barroca al suelo, desde unos cincuenta metros de altura, minutos antes de la procesión en honor del patrono de la Diócesis, San Pedro de Osma, sin que el suceso haya originado desgracias personales.

Al precipitarse hacia el suelo, la campana ha golpeado en la cornisa de la catedral y ha chocado con la fachada de una casa situada en el entorno de la seo, en las inmediaciones de la puerta de San Miguel, según han explicado testigos presenciales.

El suceso se ha desencadenado cuando las campanas tañían para convocar a los fieles a asistir a la misa en honor a San Pedro de Osma.

Ha sido sobre las 11.40 cuando una de las campanas situadas en el lateral de la torre se ha desprendido de su yugo, ha caído y ha originado un gran estruendo al impactar con el suelo, mientras sólo veinte minutos después, a las doce en punto, estaba prevista la salida desde el interior de la catedral de la procesión en honor al Santo.

La campana, que se ha roto en pedazos al impactar con el suelo, es de las consideradas de pequeño tamaño de la catedral oxomense y se colocó en la torre barroca el pasado noviembre, después de ultimar su puesta a punto en un taller murciano.

"Ha salido volando" contra la casa situada enfrente de la catedral oxomense, cuando volteaba para convocar a los fieles a la misa en honor a San Pedro, ha explicado a los periodistas el presidente del cabildo catedralicio, Tomás Otero, quien ha precisado que aún tienen que valorar los daños materiales originados.

Otero se ha congratulado de que la fortuna, o la intercesión del Santo fundador de la diócesis, haya impedido que se produjera una grave desgracia si la caída de la campana hubiese coincidido con la salida de la procesión, que partía apenas quince minutos después del desprendimiento a unos diez metros del lugar del accidente.

El domingo, en el lugar donde se ha producido el suceso, se congregaron cientos de fieles para participar en la Concordia de la Virgen del Espino.

La torre barroca de la catedral de El Burgo de Osma, con 72 metros, acoge en su interior las campanas que durante años han anunciado a los burgenses los actos religiosos y civiles que sucedían en la villa y han sido restauradas hace pocos meses en Murcia.

La mayor de todas ellas es la de San Pedro, fundida en 1908 por Ramón Menezo y hermanos y que pesa tres toneladas y media.

Las demás, como la que se ha caído, son más pequeñas -la menos voluminosa pesa 250 kilogramos- y están dedicadas a la adoración de San Juan, de las Ánimas, de la Inmaculada, de Jesús Nazareno, de la Picotera y disponen también de una denominada del Entablado.

La campana ha formado parte de las obras de restauración del campanario catedralicio, acometidas por el Instituto del patrimonio Histórico Español, de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, con una inversión de 253.994 euros.

San Pedro de Osma falleció el 2 de agosto de 1109 en Palencia, tras restaurar material y espiritualmente la diócesis oxomense.

Etiquetas