Nacional
Suscríbete

PAÍS VASCO

Andreu permite una marcha de Batasuna pero pide al Gobierno vasco que la vigile

La consejería del Interior optó por modificar el recorrido de la manifestación de esta tarde por las calles de San Sebastián, que será controlada por agentes de la Ertzaintza.

El mundo de Batasuna tendrá hoy su tradicional manifestación por las calles de San Sebastián en plenas fiestas. El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, decidió rechazar las peticiones de la Fiscalía y la asociación Dignidad y Justicia y autorizó la marcha que, este año, tendrá como lema 'En defensa de los derechos de Euskal Herria'.

Lo que cambiará es el recorrido previsto. La consejería del Interior del Gobierno vasco, que desde el principio dio su consentimiento al acto, optó por modificar la trayectoria para evitar que pueda alterar el inicio de la celebración de la Semana Grande, de modo que, en lugar de concluir en el Boulevard, deberá hacerlo en la plaza de Okendo. Además, la Ertzaintza establecerá un dispositivo especial de vigilancia durante todo el desarrollo de la marcha.

La Fiscalía alegaba en su solicitud de prohibición que la convocatoria no iba ser más que un acto "encubierto" de enaltecimiento del terrorismo y para fundamentarlo se apoyaba en los precedentes: hasta 2006 la organizaba Batasuna y después, como en esta ocasión, un grupo de ciudadanos particulares en nombre de la "izquierda abertzale" y, en algunos casos, ex candidatos de formaciones ilegalizadas como HB, EH, PCTV y ANV.

"En los límites constitucionales"

Fernando Andreu replica que de los datos proporcionados por las fuerzas de seguridad, y de los antecedentes penales de los convocantes, no puede colegirse que vaya a cometerse un delito. Además, subraya que la solicitud a Interior para celebrar la marcha se hizo en tiempo y forma y que la consejería, que es quien debe garantizar la seguridad ciudadana, la autorizó por considerar que se encontraba "dentro de los límites constitucionales". Por todo ello, da vía libre a que la manifestación se lleve a cabo a las 17.30, pero ordena al Ejecutivo vasco que controle que no se produzcan actuaciones que puedan enmarcarse en la categoría de enaltecimiento del terrorismo.

La resolución judicial dio lugar a diversas reacciones. Así, el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, aseguró que su formación acata la decisión del juez, aunque exigió que se tomen "medidas" contra quienes la utilicen para "jalear a ETA". Por su parte, el presidente de la asociación Dignidad y Justicia (DyJ), Daniel Portero, explicó que su asociación se plantea presentar un recurso de apelación para intentar impedir que se celebre la manifestación, y si no, pensarán qué acciones tomar contra el juez.

Desde una postura menos radical, el parlamentario del PSE-EE Óscar Rodríguez comentó que "acepta" la decisión. Según Rodríguez, existe libertad de expresión "para que unos señores se manifiesten para reclamar por la vía de las palabras lo que les dé la gana", aunque estas personas deben tener en cuenta que "no hay libertad para defender el terrorismo".

Etiquetas