Si las elecciones europeas fueran generales: el PP sumaría mayoría absoluta con Vox y Alvise

Los populares ganarían 15 escaños, los socialistas incrementarían 10 diputados y Sumar perdería 27 representantes si se extrapolan los resultados del domingo a unos comicios a las Cortes con la ley D'Hont

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo (centro-i), junto cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Dolors Montserrat, celebran los resultados
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo (centro-i), junto cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Dolors Montserrat, celebran los resultados
JUANJO MARTIN

Es siempre un ejercicio de política ficción. No solo porque en las elecciones generales nunca se vota igual que en los comicios europeos y por el hecho de que en unas elecciones al Congreso siempre se registra mayor participación. También porque existen varias limitaciones metodológicas como que este domingo concurrieron en coalición diversos partidos regionalistas, nacionalistas e independentistas que nunca lo harían en otro tipo de consulta.

Partiendo de esas prevenciones, si se extrapolaran los resultados del 9-J a unas hipotéticas elecciones a Cortes, repartiendo los votos por circunscripciones, aplicando la ley D'Hont y haciendo lo propio con la Ley Electoral, que fija que en las generales hace falta alcanzar al menos el 3% de las papeletas en una provincia para entrar en el reparto de escaños, este sería el escrutinio aproximado. El PP ganaría las elecciones con 152 diputados, 15 asientos más en el congreso de los 137 que tiene en la actual legislatura y que no le han sido suficientes para alcanzar la Moncloa. Es decir, los populares obtendrían el mejor resultado de un partido en unos comicios a las Cortes desde que en 2011 Mariano Rajoy conquistara su mayoría absoluta de 186 representantes en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Si los votos del domingo se repitieran en unos comicios al Congreso, ahora sí Alberto Núñez Feijóo podría intentar llegar a la Moncloa. El PP, con la extrapolación, sumaría para alcanzar la mayoría absoluta, aunque para ello necesitaría los votos de Vox (la proyección le otorga 22) y la abstención o el apoyo de Se acabó la Fiesta (SALF), la agrupación de electores del agitador Alvise Pérez, que irrumpiría con 5 asientos. Con el escaño que cosecharía Coalición Canaria (que mantendría el que tiene), el PP y la formación de Santiago Abascal se quedarían a uno de la mayoría absoluta.

Batacazo de Yolanda Díaz

A los populares les darían los números por el hundimiento sin paliativos de Sumar. Porque el PSOE también subiría. El partido de Pedro Sánchez pasaría de sus actuales 121 diputados a 131, pero ese incremento no compensaría, ni de lejos, la debacle de la coalición de Yolanda Díaz. La proyección dejaría a Sumar de los 31 diputados que obtuvo el 23 de julio de 2023 (los últimos comicios del ciclo electoral en los que concurrió con Podemos dentro) en tan solo cuatro escaños. En paralelo, la extrapolación otorga a la formación de Ione Belarra dos representantes en el Congreso si se presentara en solitario. Con el batacazo de Sumar, la mayoría que invistió a Pedro Sánchez para su tercer mandato no superaría los 170 diputados.

Enfrente, en el hipotético caso de una alianza PP-Vox-SALT, se encontraría con los 152 diputados del PP, los 22 de Vox (que caería desde sus 33 del 23-J) y los cinco de Alvise Pérez. En total, 178 diputados, dos más de la mayoría absoluta.

Junts, que en estas elecciones europeas ha obtenido un mal resultado al retener solo 1 diputado en Bruselas de los 3 que atesoraba tras perder más de la mitad de los votos con respecto a 2019, pegaría en cambio un subidón en Madrid con este ejercicio política ficción. La formación de Carles Puigdemont se erigiría en la cuarta fuerza política en el Congreso de los Diputados con 12 representantes, frente los siete actuales que fueron claves para permitir la investidura de Sánchez. Sin embargo, y a pesar de este fuerte incremento de representación de los postconvergentes, estos ahora no servirían para que el PSOE siguiera en la Moncloa.

ERC también crecería, pasando de los actuales siete diputados a ocho; el PNV perdería un escaño y se quedaría con cuatro representantes; y el BNG repuntaría de uno a dos.

La extrapolación también refleja un fuerte vuelco al equilibrio de bloques derecha/izquierda a nivel nacional. El pasado año en las generales, la derecha (PP y Vox) consiguió el 45% de los sufragios frente al 44% de las papeletas obtenidas por la suma del PSOE y Sumar. O sea, apenas un 1 punto de ventaja. Pero ahora, con los resultados europeos 'trasplantados' al Congreso, la diferencia hasta los 12 puntos, ya que la derecha nacional (PP+Vox y SALT) alcanzaría casi el 50% de las papeletas frente al 38% de la suma de la izquierda estatal.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión