Dos delantales de Aínsa, entre los regalos a la reina Letizia en 2022

Como gesto de transparencia, la Casa del Rey ha publicado en su página web la relación de regalos concedidos a la familia real

28 de mayo de 2002. Acto en el Día de las Fuerzas Armadas celebrado en Huesca. La reina Letizia, junto al Rey, saluda a los oscenses a su llegada.
28 de mayo de 2002. Acto en el Día de las Fuerzas Armadas celebrado en Huesca. La reina Letizia, junto al Rey, saluda a los oscenses a su llegada.
Verónica Lacasa

Los reyes, sus hijas y la reina Sofía recibieron durante 2022 un total de 389 regalos institucionales, más de la mitad de ellos dirigidos a Felipe VI, entre los que hubo dos raquetas de tenis, un silbato marítimo, una bombonera, un botijo o dos delantales del restaurante El Callizo en Aínsa, Huesca, que recibió doña Letizia.

Como gesto de transparencia, la Casa del Rey ha publicado en su página web la relación de regalos concedidos a la familia real, una práctica que comenzó a aplicar en 2015.

Del total de obsequios, 215 tuvieron como destinatario el rey; 89 la reina y 47 ambos, mientras que a la princesa Leonor le hicieron cuatro regalos y otros diez también se dirigieron a su hermana, la infanta Sofía.

El listado incluye a la reina Sofía, con ocho obsequios, mientras que no aparece ninguno destinado al rey Juan Carlos, quien sigue siendo miembro de la familia real, pero dejó de participar en actividades oficiales en junio de 2019, un mes antes de marcharse a residir en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) desde agosto de 2023.

Entre los presentes de Felipe VI, abundan sobre todo los libros, además de placas, fotografías, gemelos, camisetas deportivas, láminas, monedas conmemorativas o corbatas.

Como regalos más originales, están una bombonera, dos raquetas de tenis, un cofre con dos llaveros, un escultura con piedra volcánica de La Palma y hasta un cuponazo de la ONCE.

Al Rey también le agasajaron con un telar mapuche, un marco con bordado coreano, un pasaporte del peregrino del Camino de Santiago y una figura de hipopótamo, así como una alfombra redonda y tres pufs, un botijo y un silbato marítimo.

También el grueso de obsequios de la reina fueron libros, en torno a medio centenar, a los que añadió broches, pañuelos, pulseras, unas gafas de sol, una funda para portátil y dos juegos de delantales de cocina del restaurante de Aínsa.

La cumbre de la OTAN celebrada en Madrid en junio del pasado año llevó a Brigitte Macron, esposa del presidente de Francia, a regalarle un bolso, mientras que la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, le entregó un jarrón de cristal.

En su visita a España, el emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, entregó a doña Letizia un juego de pendientes, un collar, un anillo y una pulsera.

A estos regalos, añadió un poncho y un juego de mantelería de encaje; otro de salvamanteles y seis vinilos de la cantante bilbaína La Bien Querida.

Como su padre, la princesa Leonor recibió una credencial del peregrino, además de un chaleco de la Cruz Roja cuando visitó esta entidad en diciembre del pasado año.

A ello unió dos pastilleros, pulseras, colgantes y libros, obsequios compartidos con la infanta.

En su actividad institucional, la reina Sofía tuvo como regalos un macetero artesano, dos jarrones, un barco de cristal y un broche, entre otros.

La norma instaurada por la Casa del Rey es que los regalos que reciben los miembros de la familia real pasan a manos de Patrimonio Nacional. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión