Nacional
Suscríbete por 1€

Vecinos de uno de los edificios colindantes al que estalló en Madrid vuelven a casa

En cuanto al número 35 de General Pardiñas, se ha explicado que el edificio se encuentra "muy afectado" y que "no se va a poder entrar", además la Policía Nacional aborda una investigación.

Explosión en un edificio en obras de Madrid
Explosión en un edificio en obras de Madrid
Agencias

Vecinos de uno de los edificios colindantes al que estalló en General Pardiñas 35 vuelven este domingo a sus casas, según han decidido los técnicos municipales y lo han trasladado en una reunión junto a Bomberos Madrid a los afectados.

"Los números que pueden acceder al edificio son el 1, el 2 el 5, el 6, el 7 y el 8 de todas las plantas. Menos los pisos 3 y 4 que corresponden a los colindantes con el edificio 35 que tras las inspecciones de seguridad hemos visto que no son habitables ni cumplen las medidas de seguridad", ha trasladado a los medios de comunicación un portavoz de Bomberos Madrid.

Por su parte, aquellos que no podrán acceder a sus viviendas han preguntado a los responsables si podrán entrar este domingo a por sus enseres personales. Les han explicado que no será posible porque conllevaría "mucho peligro" y "se podría caer en cualquier momento". "Habría que evaluarlo, pero ahora mismo no se puede coger nada ni entrar. Y desde luego no se puede poner en riesgo una vida para entrar a por cosas", ha añadido el portavoz a los vecinos.

En cuanto al número 35 de General Pardiñas, un portavoz de Samur Protección-Civil ha explicado que el edificio se encuentra "muy afectado" y que "no se va a poder entrar", además de que están esperando a que Policía Nacional termine la investigación.

"Entonces serán los técnicos de edificación quienes determinarán "exactamente" en qué situación se encuentra el edificio y los trabajos que se necesitan para habilitarlo, destruirlo, o lo que sea", ha continuado.

Respecto al número 78 de la calle de Ayala, el portavoz ha reconocido que el inmueble "está muy afectado también". Ha recalcado que la medianería y los pisos colindantes al inmueble siniestrado "tienen daños importantes" por lo que va a estar desalojado "hasta que se hagan las obras necesarias para que se pueda habitar de nuevo".

Villacís habla de situación "propia de una quiebra" en el edificio

Por su parte, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, tras participar este domingo en la Carrera de la Mujer, ha apuntado este domingo ante los medios de comunicación que la situación del edificio de General Pardiñas en el que hubo una explosión el viernes es "propia de una quiebra", que "probablemente esté a punto de declararse", y que existe la posibilidad de que haya que derruir el inmueble para garantizar la seguridad de los colindantes.

Está prevista para este lunes una reunión a las 12.00 de los técnicos de urbanismo con los abogados, presidentes de la comunidad de vecinos del edificio 35, y de los gestores de la finca para valorar la situación de lo que ocurre con el inmueble, según han trasladado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento de Madrid.

Vecinos afectados

El propietario de uno de los pisos siniestrados del 35 de General Pardiñas Álvaro González ha explicado que se enteró de lo sucedido cuando no se encontraba en la vivienda a través de los medios de comunicación. "Pensaba que era una broma, y no. Entonces me empezó a llamar todo el mundo. Menos mal que mi mujer justo había salido una hora antes de casa y yo tampoco estaba", ha reconocido aliviado.

Sobre la posibilidad de recoger parte de sus cosas del inmuebel, ha indicado que no se les ha dejado pasar porque "no hay ni escalera, ni ascensor, ni nada". Asimismo, ha añadido que se encuentra actualmente "en casa de un familiar" esperando a las novedades.

Por otro lado, la propietaria Alfonsa Gracia, quien no ha podido acceder a su vivienda en el número 33, ha narrado cómo la explosión "se ha llevado una habitación entera" de su vivienda, pero ha apostillado que "hay gente mucho más afectada" con el cuarto de baño y las habitaciones "destruidas".

Asimismo, ha celebrado que los seguros se han hecho cargo de la situación "desde un principio", pero que se encuentra intranquila porque no sabe si cubrirán todos los gastos hasta el momento en el que puedan volver a sus viviendas.

El Samur Social ha dado alojamiento en un hotel en Las Ventas a dos familias, compuestas por dos personas cada una, que tuvieron que desalojar sus casas a raíz de la explosión, según ha trasladado a los medios la portavoz de Samur Social Mar López. Así, ha insistido en que, en el caso de que no puedan acceder a ellos de forma presencial, pueden trasladar sus necesidades ya sea llamando a la central del Samur Social o a través del 010.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión