Nacional
Suscríbete por 1€

Don Juan Carlos celebra el miércoles su segundo cumpleaños en el exilio

El Rey emérito cumple 84 años de nuevo lejos de España, con su regreso aún en el aire.

Foto de archivo de don Juan Carlos

EUROPA PRESS  (Foto de ARCHIVO)

06/06/2018  [[[EP]]] El rey Juan Carlos I
Foto de archivo de  Juan Carlos I. 
EP

Don Juan Carlos cumple este 5 de enero 84 años y como ya ocurriera hace doce meses tendrá que celebrarlo exiliado en Emiratos Árabes Unidos (EAU), a donde llegó en agosto de 2020, aunque esta vez podría ser la última, ya que cada vez son más insistentes los rumores de un próximo regreso a España.

Está por ver si como hace un año le acompaña su hija, la infanta Elena, en tan señalado día. La hija mayor del Rey emérito le ha visitado en varias ocasiones en este año y medio mientras que la infanta Cristina también se ha desplazado al país del Golfo a ver a su padre en alguna ocasión. Precisamente, ambas aprovecharon uno de sus desplazamientos para vacunarse contra la covid-19 a principios de 2021.

En general poco ha trascendido de la vida que lleva el que fuera Rey de España durante casi cuatro décadas en Abu Dhabi. Aquí vive en una lujosa residencia como invitado de la familia gobernante emiratí, con cuyo príncipe heredero, Mohamed Bin Zayed, ha sido fotografiado en alguna ocasión en este tiempo.

Su última aparición pública se produjo el pasado 17 de diciembre para asistir a un partido de tenis de Rafa Nadal en un torneo en Abu Dhabi. Don Juan Carlos aprovechó además la ocasión para reunirse en privado con el tenista y con su entrenador, Carlos Moyá.

Dos días después, a su regreso de Emiratos, Nadal anunció que había dado positivo por covid-19 lo que llevó a Casa Real, que en este tiempo ha mantenido por regla general el silencio en todo lo relativo a la vida en el exilio de Don Juan Carlos, a desvelar que este se encontraba bien y que, tras someterse a una PCR, había dado negativo.

¿Regreso inminente?

Poco más se sabe de la vida de exiliado de Don Juan Carlos, más allá de que quiere regresar a España. Así lo ha hecho a saber en los últimos meses, principalmente a través de amigos, pero por el momento este regreso no ha sido posible.

No obstante, su panorama judicial es ahora mucho más despejado que hace un año. Tras las dos regularizaciones fiscales acometidas, todo apunta a que en los próximos meses la Fiscalía del Tribunal Supremo cerrará las diligencias abiertas contra el antiguo monarca.

En concreto, está se está investigado el supuesto cobro de comisiones por la concesión del AVE a La Meca a empresas españolas; el presunto uso por parte de Juan Carlos I y otros familiares de tarjetas de crédito opacas con cargo a cuentas financiadas por un empresario mexicano; y la existencia de una cuenta con 10 millones de euros a nombre del ex jefe de Estado en la isla de Jersey, un paraíso fiscal.

Pese a que en las últimas semanas la Fiscalía ha procedido a prolongar por seis meses dichas diligencias, fuentes fiscales ya han adelantado que estas se cerrarán ya que algunos de los presuntos delitos habrían ocurrido cuando Don Juan Carlos estaba aún en el trono y por tanto era inviolable, otros habrían prescrito y se da una falta de peso probatorio en otros, sumado a las dos regularizaciones realizadas, que la Fiscalía ha considerado "voluntarias" y "espontáneas".

Así las cosas, las especulaciones en torno a su vuelta se dispararon en la recta final de 2021, con el debate centrado principalmente en las circunstancias en que este regreso se producirá y dónde instalará el Rey emérito su residencia oficial. Sus allegados han hecho saber que quiere volver al Palacio de la Zarzuela pero parece poco probable que se instale de forma indefinida allí, toda vez que es también la residencia de Felipe VI.

En el Gobierno, han optado por situar la pelota en el tejado de Casa Real, apuntando que es Zarzuela y, por ende, el Rey, quien tiene la última palabra respecto al regreso de Don Juan Carlos. Felipe VI no ha dado ninguna pista al respecto en su último mensaje de Navidad y desde Casa Real se mantiene el tradicional hermetismo en todo lo relacionado con el que fuera Rey.

Situación complicada para Felipe VI

Desde que en marzo de 2020 retirara la asignación a su padre y posteriormente este se marchara al exilio, Don Felipe ha tratado en varias ocasiones de marcar distancias con la conducta mantenida por su padre, reivindicando en todo momento su apuesta por la transparencia desde su llegada al trono en junio de 2014.

Así, en su mensaje navideño de 2020 sostuvo que los principios éticos y morales "nos obligan a todos sin excepciones" y "están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares", en aparente alusión a los problemas de su progenitor con la justicia.

En su último mensaje, también ha venido a hacer una mención velada. Las instituciones, dijo Don Felipe, incluyendo entre ellas a la Casa Real, deben asumir las obligaciones que les han sido encomendadas, "respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral".

Nacido en el exilio

Mientras Zarzuela y Moncloa dirimen su futuro, Don Juan Carlos celebrará su 84 cumpleaños en su segundo exilio. El nieto de Alfonso XIII nació el 5 de enero de 1938 en Roma, donde sus padres, Don Juan y Doña María de las Mercedes, habían instalado su residencia.

Tras un breve paso por Lausana, en Suiza, la familia se instaló en Estoril (Portugal) en 1946, pero 'Juanito', como le llamaban cariñosamente, se quedó en un internado en la ciudad suiza de Friburgo. Su futuro quedaría sellado en el encuentro mantenido entre Don Juan y Francisco Franco en el azor en aguas del golfo de Vizcaya el 25 de agosto de 1948.

En dicha reunión, ambos hombres, enfrentados durante décadas por el poder en España -el primero como heredero del trono y por tanto interesado en la restauración monárquica y el segundo como gobernante y por tanto deseoso de mantener su estatus-, acordaron que Juan Carlos completaría sus estudios en España.

El futuro monarca pisó por primera vez suelo español el 8 de noviembre de 1948, con 10 años, tras viajar desde Portugal a bordo del 'Lusitania Express', poniendo así fin a un exilio que sin embargo volvería a repetirse más de seis décadas después.

Salud delicada

A sus 84 años, y tras pasar a lo largo de su vida por numerosas operaciones de distinto tipo, incluida una a corazón abierto a finales de agosto de 2019, Don Juan Carlos tiene una salud delicada, sobre la que se ha especulado en el último año, sobre todo tras la publicación de fotos en las que se veía que necesitaba ayuda para desplazarse.

En sus conversaciones con la periodista francesa Laurence Debray, que en octubre publicó el libro 'Mon roi déchu' (Mi rey caído), el Rey emérito reconoció que hay personas contentas con que esté en Abu Dhabi y que desde allí es una figura menos incómoda para su hijo. "Desde aquí no molesto a la Corona", le dijo a esta.

Asimismo, en una llamada telefónica pocos días después del entierro del príncipe Felipe de Inglaterra, su primo político, fallecido el 9 de abril, Don Juan Carlos comentó lo "emotivo y elegante" que fue el sepelio. "El entierro de mi padre también fue muy bonito", le reconoció a la periodista. "Ahora debo pensar en el mío", agregó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión