Nacional
Suscríbete por 1€

La Fiscalía de Ginebra archiva la investigación de la donación al rey emérito

El fiscal del cantón de Ginebra ha decidido cerrar el caso, y por lo tanto exonera a todos los investigados, incluida Corinna Larsen, persona a la que el emérito habría donado con posterioridad -en 2012- esa misma cantidad.

El rey Juan Carlos, en una imagen de archivo
El rey Juan Carlos, en una imagen de archivo
Efe/AFP

La Fiscalía de Ginebra ha archivado la investigación iniciada en torno a una donación de 100 millones de dólares por parte de Arabia Saudí al rey emérito Juan Carlos I, según informó este lunes un comunicado de la propia institución.

En el auto, el Ministerio Público ordena la "clasificación parcial" del procedimiento abierto en 2018 dado que la investigación "no permitió establecer un vínculo suficiente entre la cantidad recibida de Arabia Saudí y la concesión de los contratos para la construcción del tren de alta velocidad" entre La Meca y Medina.

Con todo, la Fiscalía sí reconoció un "deseo de encubrimiento" en torno a esta donación, por el uso de una fundación y de empresas intermediarias, o la falta de documentación adecuada que justifique las transferencias.

También encuentra esa intención de encubrimiento en las "supuestas donaciones sucesivas", primero desde el Rey de Arabia Saudí a Juan Carlos I y luego desde este último a favor de su antigua amiga íntima Corinna Larsen.

La Fiscalía ginebrina abrió una investigación por presunto blanqueo de dinero el 6 de agosto de 2018, a raíz de la publicación en la prensa de artículos en los que se indicaba que Juan Carlos I podría haber ocultado en cuentas bancarias de Suiza dinero recibido en comisiones ilegales ligadas a la obtención de un contrato para que empresas españolas construyeran el tren La Meca-Medina.

La instrucción confirmó que Juan Carlos I había recibido el 8 de agosto de 2008 un total de 100 millones de dólares en una cuenta a nombre de la Fundación Lucum, abierta por el grupo bancario Mirabaud, con sede en Ginebra.

En las investigaciones también se identificaron otros tres pagos a Corinna Larsen por un monto total de casi 9 millones de dólares, procedentes de Kuwait y Baréin.

"Todas estas transferencias no fueron suficientemente documentadas por los acusados", relata el auto de la Fiscalía, indicando a continuación que la cuenta de la fundación Lucum se cerró en junio de 2012 y su saldo de 65 millones de euros se transfirió a una cuenta de una sociedad gestionada por Larsen en las Bahamas.

Aunque la Fiscalía desestima con el auto el presunto blanqueo, sí interpreta que Mirabaud violó su obligación de dar determinados datos, en particular los de la cuenta personal de Corinna Larsen a la Oficina de Comunicación de Blanqueo de Capitales.

Debido a ello, el Ministerio Público multó al grupo bancario con 50.000 francos suizos (47.000 euros) y le condenó a pagar otros 150.000 francos (143.000 euros) en costas procesales.

"Muchos elementos obligaban a dar esa información, tras la información publicada en la prensa, el carácter inusual de los fondos recibidos en esta cuenta y los diversos flujos financieros intercambiados entre Larsen y la fundación Lucum, de la que Juan Carlos I era el beneficiario efectivo", dictaminó.

 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión