Nacional
Suscríbete

Encuesta DYM para HENNEO intención de voto

La crisis del PP le quita cuatro puntos de ventaja sobre el PSOE

Casado baja #del 29,2% al 25,8% en un mes, pero podría gobernar con Vox, que sube al 18,3%, y Cs.

Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado en el balcón de la sede del PP en la calle Génova
Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado en el balcón de la sede del PP en la calle Génova
Javier López

La guerra interna que vive el PP lastra a los populares en su carrera por recuperar la Moncloa. Según el sondeo elaborado por el Instituto DYM para HENNEO, Pablo Casado ganaría hoy las generales, pero perdería 3,4 puntos en un mes y caería al 25,8%. El PSOE, por su parte, ha recuperado 1,1 puntos desde octubre, hasta el 25,5%. Si en el barómetro anterior la distancia entre las dos formaciones era de 4,8 puntos, ahora sería apenas de tres décimas.

En escaños, el PP lograría entre 106 y 111, frente a los 100 a 105 de los socialistas. El principal beneficiario de las tensiones en el PP sería Vox, que marcaría su mejor dato con el 18,3% y entre 62 y 66 actas. Ese buen resultado de Santiago Abascal, unido a los dos o tres diputados de Cs -que obtendría el 4,7% de los votos-, sería suficiente para propiciar un vuelco en el Gobierno, pues un pacto entre esas tres fuerzas reuniría a entre 170 y 180 diputados.

El sondeo de este mes no trae buenas noticias para la coalición. El PSOE repunta del 24,4% al 25,5%, pero Unidas Podemos interrumpe la racha alcista que mantenía desde mayo y cae del 13,2% de octubre al 12,2%, con lo que se quedaría con entre 29 y 32 diputados. Más País tendría el 2,5% de los votos y dos o tres escaños -ahora tiene tres-. Así las cosas, socialistas y morados solo reunirían de 129 a 137 escaños, frente a los 155 que tienen ahora. En ese escenario, tendrían casi imposible gobernar, incluso con la colaboración de sus socios independentistas y nacionalistas.

El trabajo de campo comenzó el 17 de noviembre -cuando Isabel Díaz Ayuso admitió no hablar con Pablo Casado «desde hace tiempo»- y terminó el día 21, cuando Casado advirtió de que en el PP no cabe el «personalismo», lo que se interpretó como un recado a Ayuso.

Loading...

La pugna entre ambos gira en torno al Congreso del PP de Madrid, que la dirección nacional insiste en aplazar al segundo trimestre de 2022 y que Ayuso pide celebrar cuanto antes para normalizar una organización pilotada por una gestora desde la salida de Cristina Cifuentes.

Además, Génova cuestiona que Ayuso deba dirigir el PP en la Comunidad de Madrid, pese a que todos los presidentes autonómicos del PP lideran el partido en sus comunidades.

Si se analizan los datos de intención directa y fidelidad, se observa el desgaste del PP en este contexto de tensión interna. La fidelidad de su electorado ha bajado del 87% al 80% en un mes, el 7,7% de sus votantes está indeciso o dice que no votaría, y un 9,7% se iría a Vox, el partido con mayor fidelidad y menos indecisos.

La nota del Gobierno cae por tercer mes consecutivo. En septiembre alcanzó el 4,1, el mes pasado cayó al 3,9 y ahora se queda en el 3,8. El 54% de los españoles suspenden la labor del Ejecutivo y solo el 44,9% la aprueban

Loading...

El votante popular apunta más a Casado que a Ayuso

La mayoría de votantes del PP considera que la dirección de Pablo Casado es la principal responsable de las tensiones internas que desgasta al partido: el 47,7% de los populares culpan a Génova de la batalla interna, frente al 13,1% que responsabiliza a Ayuso. El 29,7% los considera igualmente culpables y el restante 9,5% no sabe o no contesta.

Ese mismo esquema se repite en las respuestas del conjunto del electorado. El 33% de los españoles considera que Casado es el principal responsable, el 20,8% dice que Ayuso, y un 35,6% opina que ambos tienen parte de culpa. El presidente del PP es especialmente señalado por los votantes que se definen como de centroderecha o derecha, entre los que supera el 48% de opiniones desfavorables.

En lo que también hay una amplia coincidencia entre el conjunto de votantes es en que estas tensiones internas entre Casado y Ayuso «perjudican al PP». Tres de cada cinco españoles (61,2%) dicen que dañarán «mucho» o «bastante» al partido, y solo uno de cada nueve (11,6%) responde que afectarán «poco» o «nada».

Aunque los votantes del PP son los menos pesimistas sobre el efecto electoral de estas tensiones, un 53,6% admite que la batalla interna será muy o bastante perjudicial, y apenas un 14,8% confía en que afecte poco o nada al partido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión