Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Plan 'España 2050': el Gobierno prevé la llegada de 255.000 inmigrantes al año para compensar el envejecimiento 

En treinta años la previsión es que una de cada tres personas en España tenga más de 65 años.

Pensionistas
Foto de archivo de una residencia de ancianos
Aránzazu Navarro

El proyecto estratégico 'España 2050', que ha presentado este jueves el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prevé que una de cada tres personas en España tenga más de 65 años en 2050, lo que requerirá la llegada de al menos 255.000 inmigrantes cada año para compensar el envejecimiento de la población.

El documento, elaborado por la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de la Presidencia del Gobierno, contempla que la esperanza de vida al nacer aumente en 3,8 años para los hombres y 3,1 para las mujeres de aquí a 2050, alcanzando casi los 85 y 90 años, respectivamente.

Algo que agudizará el proceso de envejecimiento demográfico sin que las otras dos fuerzas que lo determinan, la fecundidad y las migraciones, puedan revertirlo de forma suficiente, obligando a adaptar el ciclo laboral, el sistema de pensiones, el sistema sanitario y el de cuidados y dependencia.

De hecho, la previsión del saldo migratorio, de unas 191.000 personas al año, ligeramente superior al promedio observado entre 1990 y 2019, solo ayudará en parte a mitigar el desafío demográfico en el corto y medio plazo, pero no lo resolverá por sí solo a largo plazo, ya que la población inmigrante también envejece y tiende a adaptar los patrones de fecundidad nacionales.

Para solucionar la reducción de la fuerza de trabajo, propone acoger e integrar al menos a esos 191.000 inmigrantes al año y, añade, sin que pueden integrar a más, mejor.

"Por ejemplo, si conseguimos un saldo migratorio anual del orden de 255.000 personas, la caída de la población en edad de trabajar sería de 1,8 millones de personas, en lugar de los 3,7 millones proyectados en un escenario con un balance migratorio de 191.000", asegura.

El informe tiene una docena de grandes ejes entre los que se incluye una apuesta por un rediseño de las prestaciones sociales hacia un modelo que "proteja a la ciudadanía en función de sus necesidades y no solo de su historial laboral", junto a una reforma fiscal para aumentar su capacidad recaudatoria y su progresividad sin comprometer la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Coincidiendo con la crisis migratoria en Ceuta, aboga por el fomento de la inmigración legal y de la captación de talento extranjero como vías adicionales para dinamizar la economía y apuntalar la viabilidad del estado de bienestar y el fortalecimiento de los servicios públicos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión