Despliega el menú
Nacional

Opinión

La comisión de la ¿reconstrucción?

Por
  • Esperanza Pamplona
ACTUALIZADA 30/05/2020 A LAS 02:00
El expresidente del Congreso y diputado socialista Patxi López, que ha sido elegido este jueves presidente de la nueva comisión para la reconstrucción social y económica constituida en la Cámara Baja, durante su intervención.
El expresidente del Congreso y diputado socialista Patxi López, presidente de la nueva comisión para la reconstrucción social y económica.
J. J. Guillén/EFE

Las comisiones no permanentes del Congreso no son de los recursos que más confianza inspiran a los ciudadanos. Normalmente se diluyen en la nada, en debates estériles o en medidas que acaban evaporándose como las buenas intenciones. Muchos titulares y poco más.

Pero ahí están. Son un recurso de nuestro sistema y es de esperar que funcionen. Máxime cuando el objeto de una de ellas es la Reconstrucción Social y Económica tras la pandemia que nos asola.

Pero una cosa es la teoría y otra la realidad que genera nuestra pobre condición. Y parece que no aprendemos ni con 30.000 muertos encima de la mesa y unas cifras de previsión económica que anuncian a gritos un inmenso drama económico y vital para la mayoría de la población.

Quienes han sido elegidos para participar en esa comisión deberían estar devanándose los sesos buscando soluciones, alternativas y opciones para reflotar el país lo antes posible y con los menores daños. Pero el tiempo se está invirtiendo en insultar y en el reproche viejo y continuo que no conduce a nada más que a alimentar la crispación política y la desolación ciudadana. Una ciudadanía que contempla hastiada y asqueada a su clase política perdida en el bucle de su propio ombligo y ajena por completo a lo que acontece en la calle, en las casas y en los negocios.

Lo de este jueves en la comisión de Reconstrucción fue repugnante. Por lo que implica de falta de consideración hacia la población. Por el espectáculo de una dialéctica que caminaba entre lo macarra y lo populista. Por la falta de respeto hacia el país en definitiva.

El presidente de esta comisión, Patxi López, pidió perdón por no haber reaccionado a tiempo a un exabrupto de Pablo Iglesias. Pero lo cierto es que son muchos más los que deberían pedir perdón y avergonzarse del espectáculo que ofrecieron. Ni una sola idea, ni una sola aportación al objetivo de esa ‘reconstrucción’. Eso sí, han generado un montón de titulares que, supongo, alguno querrá rentabilizar.

Etiquetas