Despliega el menú
Nacional

El Colegio de Médicos llama a los recién jubilados para ayudar en Igualada ante la "desesperada" situación 

Unas 70.000 personas permanecen confinadas en la zona y el alcalde ha pedido médicos porque unos 200 profesionales sanitarios permanecen aislados en sus casas.

Confinadas por coronavirus 70.000 personas en Igualada y otras 3 localidades
Confinadas por coronavirus 70.000 personas en Igualada y otras 3 localidades
SUSANNA SÁEZ

El Colegio de Médicos de Barcelona está llamando a médicos recién jubilados para hacer frente a las necesidades del hospital de Igualada, en el que se ha registrado un brote de coronavirus que afecta a 58 personas y mantiene a unos 200 profesionales sanitarios aislados en sus casas.

En un comunicado, el Colegio de Médicos ha informado este viernes de que está buscando entre los médicos recientemente jubilados a especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria y en Medicina Interna, que son las que precisa el hospital de L'Anoia.

También está gestionando los ofrecimientos de profesionales, incluidos algunos recientemente graduados en Medicina, a los que se evaluará para seleccionar perfiles adecuados a las necesidades inmediatas del sistema en cada momento.  

El alcalde de Igualada, Marc Castells, ha reclamado esta mañana que la Generalitat envíe más médicos al hospital de la ciudad, porque la situación en ese centro es "desesperada" y los profesionales "están exhaustos" debido al brote de coronavirus que se ha producido en la población, que desde anoche está confinada.

En declaraciones a Catalunya Radio, Marc Castells ha reiterado este viernes que faltan médicos de urgencias y de medicina interna y personal de enfermería, si bien ya se han ofrecido muchas profesionales en las últimas horas.

Aunque ha dicho desconocer si hay más personas afectadas por el brote de coronavirus en Igualada y poblaciones cercanas -ayer eran 58 personas contagiadas-, se trata de "parar" el brote, que también ha causado el aislamiento en sus domicilios de unos 200 profesionales sanitarios.

Los Mossos d'Esquadra controlan los accesos a los municipios barceloneses de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena, que desde la pasada medianoche están confinados por orden de la Generalitat para evitar la propagación del coronavirus.

La policía catalana ha cortado todos los accesos a estas localidades, donde viven unas 70.000 personas, y realizan un minucioso control de los vehículos que quieren entrar o salir, aunque los ciudadanos pueden moverse dentro del perímetro del confinamiento.

La Generalitat recomienda a los vecinos que permanezcan en sus domicilios hasta el final de la afectación, una medida que estará en vigor, al menos, durante catorce días o hasta que se decrete una nueva resolución que modifique o deje ésta sin efecto.

En un mensaje difundido por Twitter, Castells ha asegurado tener confianza en las autoridades sanitarias y que la decisión del confinamiento de la población es "la mejor que se podía tomar en estos momentos".

Castells ha querido transmitir en este mensaje confianza y serenidad a los igualadinos, que no pueden salir desde anoche de la ciudad, de casi 40.000 habitantes.

El alcalde ha dicho que la ciudad está esta mañana vacía y parada y que hoy el objetivo del consistorio es atender a los industriales, comerciantes y autónomos que tengan dudas sobre el confinamiento y trabajar con ellos para que las repercusiones económicas sean las mínimas posibles.

"Es la medida que tocaba y la comparto", ha indicado, aunque ha añadido que sabe que tendrá "consecuencias importantes" de tipo económico.

Etiquetas
Comentarios