Despliega el menú
Nacional

sucesos

Se hunde un parque infantil sobre el aparcamiento de una urbanización de Santander

La alcaldesa no cree que haya víctimas porque "no se echa de menos a nadie". Los vecinos habían denunciado a la constructora por las filtraciones de agua en el garaje.

Un parque infantil se ha hundido sobre un parking subterráneo esta madrugada en Santander. Alrededor de las 6.30 horas, los vecinos de la urbanización próxima al centro comercial Bahía de Santander se han despertado sobresaltados y han sentido como una especie de terremoto.

El forjado de un aparcamiento privado de la calle Tomás y Valiente, en el barrio santanderino de Nueva Montaña, frente al centro comercial de El Corte Inglés, se ha desplomado en torno a las 6.30 de la madrugada de este lunes y que, en principio no ha causado víctimas. La alcaldesa de la capital cántabra, Gema Igual, que se ha desplazado a la zona , ha señalado que se cree que no había "nadie" en los garajes a la hora del suceso.

La alcaldesa ha explicado que los vecinos de la urbanización de edificios donde está ese parque están colaborando con el operativo del Ayuntamiento de Santander para recopilar datos y conocer si faltaba alguien.

"Hasta ahora nadie nos ha dicho que hubiera alguien en el garaje. No se echa de menos a nadie", ha subrayado a los periodistas.

La zona de parque y pista deportiva que se ha hundido tiene una superficie similar a un campo de fútbol y, debajo, hay un aparcamiento subterráneo de una planta, en el que podría haber entre 60 y 80 vehículos de los propietarios de la urbanización, que construyó hace unos 14 años la empresa Gesvican, del Gobierno cántabro, ya que los pisos son de protección oficial.

El peso de la tierra, podría ser la causa del hundimiento del aparcamiento , aunque deberán ser técnicos del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno de Cantabria los que determinen las causas del derrumbe. 

 

Así lo han explicado el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que ha señalado que las viviendas de la zona no correrían peligro aunque también es algo que deben determinar los informes técnicos. 

El garaje comunitario, con capacidad para cerca de un centenar de vehículos, ubicado entre las calles Tomás y Valiente y Luciano Malumbres, frente al centro comercial de El Corte Inglés, y que promovió hace alrededor de 14 años la sociedad regional Gesvican, se ha venido abajo sobre las 6.20 horas de la madrugada de este lunes.

Los vecinos de las urbanizaciones oyeron un "estruendo", por lo que avisaron a los servicios de emergencias y a la alcaldesa, que se personó en la zona quince minutos después, según ha detallado a los periodistas.

Desde el primer momento, con ayuda de los vecinos, se estuvo recopilando, entre ellos y con los servicios municipales, información sobre si podía, a la hora del hundimiento, haber alguna persona dentro del aparcamiento.

"No se echa de menos a nadie", ha insistido Gema Igual, quien ha agradecido a los vecinos su trabajo de "recopilación" de datos y su actuación ante este suceso, que no ha provocado el desalojo de ninguna vivienda ya que la estructura del aparcamiento es diferente a la de las casas.

Igual ha pedido "prudencia" ante la información que se ha facilitado hasta ahora y hasta descartar, cuando se revise todo, que ninguna persona estuviera dentro del aparcamiento, al que han accedido perros de búsqueda de personas de Protección Civil, además de usarse un dron.

El consejero de Vivienda del Gobierno cántabro ha reconocido que los vecinos habían denunciado a la empresa constructora de los pisos, la UTE Dragados-Ascan, por filtraciones de agua en el aparcamiento, pero ha señalado que "en ningún peritaje" -ante el proceso judicial- se apuntó que hubiera "riesgo estructural".

Gochicoa ha asegurado que los técnicos tendrán que determinar cuáles han sido las causas del hundimiento, ha anunciado que su departamento encargará un informe externo para conocer lo que ha podido ocurrir, aunque ha dicho que los pilares y la cimentación del aparcamiento parece que está "bien".

José Luis Gochicoa ha señalado que ahora lo importante es conocer si ha habido algún daño personal y, si no es así, a partir de ese momento comenzar con los informes para determinar el motivo por el que se ha hundido ese terreno, que afecta a una superficie similar a un campo de fútbol.

En cuanto a las viviendas, tanto Gochicoa como la alcaldesa han explicado que los forjados son diferentes a los del aparcamiento, por lo que no se ha desalojado a ningún vecino, aunque también se analizará la estructura de los edificios.

Sobre los daños materiales, Igual confía en que los vecinos tengan el entorno "como lo tenían antes, lo antes posible" y, por parte del Gobierno de Cantabria (promotor de estas viviendas sociales), su responsable en la materia ha señalado que el Ejecutivo no se "va a esconder" y va a "atender a todo el mundo".

La alcaldesa también se ha puesto a disposición del Gobierno cántabro para las actuaciones que tenga que llevar a cabo y ha explicado que a la zona ha acudido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con quien también ha estado la consejera de Presidencia, responsable de Protección Civil, Paula Fernández.

"Tenemos que dar respuesta a los vecinos", han insistido en varios ocasiones tanto la alcaldesa como el consejero, porque han señalado que los propietarios y residentes de esa urbanizaciones son la "prioridad" ahora. 

Etiquetas
Comentarios