Despliega el menú
Nacional

Opinión

Milagro en Mingorrubio

Por
  • Esperanza Pamplona
ACTUALIZADA 26/10/2019 A LAS 02:00
Fotograma del vídeo grabado por los Franco
Fotograma del vídeo grabado por los Franco
HA

La realidad supera la ficción. Es uno de los axiomas más ciertos. Si la exhumación de Franco ofreció un filme anacrónico, desafortunado y delirante a ratos, los flecos posteriores hubieran hecho las delicias de Buñuel. Ese rifirrafe en el interior del cementerio de Mingorrubio en el que los allegados y familiares de Francisco Franco le espetan indignados a la policía: “Esto es una dictadura” (porque no les dejan sacar grabaciones) no tiene precio.

¿De verdad piensan lo que dicen? Los que gritaban “¡Viva Franco!” en el Valle de los Caídos reclamaban para sí libertades y derechos democráticos en Mingorrubio. ¿Qué pasó en esos 54 kilómetros que separan la basílica de El Pardo? Algo místico, sin duda.

Esos 54 kilómetros fueron largos para muchos. Como para la ministra Dolores Delgado, que compartía espacio en el helicóptero con el cadáver de Franco y el más beligerante de sus nietos, Francis Franco (que para eso heredó el nombre del abuelo). La situación debió de ser tensa: “Me he abstraído de cualquier conversación o comentario porque vivíamos un momento histórico”, dijo Delgado.

Menos mal que Francis Franco, como sus hermanos, hijos, primos y demás familia, estaba siendo imbuido por el espíritu de algún demócrata celestial.. Da miedo decirlo, pero suena a milagro.

Etiquetas