Despliega el menú
Nacional

crimen de la viuda de vicente sala

La acusación particular dice que el yerno de la viuda de Sala la despreciaba y temía

La víctima, María del Carmen Martínez, murió tras recibir dos impactos de bala cuando iba a retirar su vehículo del lavadero del concesionario Novocar, que administraba entonces su yerno, Miguel López.

Miguel López a su salida de prisión.
Miguel López, a su salida de prisión.
Efe

La acusación particular por el crimen de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la antigua Caja del Mediterráneo (CAM) Vicente Sala, ha afirmado que el único procesado en esta causa y yerno de la víctima, Miguel López, "despreciaba y temía" a su suegra.

Vicente Jesús Sala Martínez, el hijo mayor de la víctima, ejerce la acusación particular en este juicio, iniciado este lunes en la Audiencia de Alicante, en el que el acusado se enfrenta a una pena de más de 24 años de cárcel por los presuntos delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas.

La víctima del crimen, María del Carmen Martínez, murió la tarde del 9 de diciembre de 2016 tras recibir dos impactos de bala en la cabeza a corta distancia cuando iba a retirar su vehículo del lavadero del concesionario Novocar, propiedad entonces de la familia y que administraba Miguel López.

En sus alegaciones provisionales, la acusación particular ha remarcado que el hijo mayor de la víctima no actúa por venganza y ha renunciado a cualquier indemnización. "No quiere venganza", solo quiere que el asesinato no quede impune y pide la misma pena de cárcel que la solicitada por el fiscal, añaden.

Según la acusación particular, el procesado usó supuestamente una pistola de la que no tenía permiso para acabar con la vida de su suegra y elaboró un plan para ello en el lavadero del concesionario: "La mató porque la despreciaba y la temía".

"La vida de mucho lujo de la que disfrutaba" el acusado "dependía de las decisiones de su suegra", quien tenía "el 70% de los derechos de voto de las acciones en las sociedades", por lo que la mató para evitar que tomará decisiones que le pudieran perjudicar, ha indicado.

La Policía sostuvo desde el principio que Miguel López habría resuelto matar a su suegra para impedir que esta llevara a cabo ciertos cambios en la titularidad de las empresas familiares en favor de su único hijo varón, Vicente Sala Martínez, y en detrimento de sus otras tres hijas.

En sus alegaciones provisionales, la defensa ha reiterado que Miguel López no es el autor del crimen y ha asegurado que "no" se ha localizado ni el arma homicida, ni al autor material del crimen.

También ha destacado que "los hechos corroboran que Miguel no disparó a Mari Carmen", y ha remarcado que su patrimonio personal era "desahogado" y tenía separación de bienes con respecto a su mujer.

En otro momento de su intervención, el representante legal del acusado ha resaltado que hay más de una veintena de diligencias de investigación que corroboran que "Miguel es inocente" y ha detallado que, según los análisis, el ADN hallado en la mano de la víctima no corresponde al del acusado, ni tampoco el encontrado en un casquillo de bala, entre otras pruebas.

Por otra parte, el abogado de la defensa ha expuesto que la mujer y los dos hijos del acusado se han acogido a la dispensa de no declarar en el juicio y solicitan que se les exima incluso de acudir a la vista oral por razones humanitarias (la mujer está medicada). 

Etiquetas
Comentarios