Despliega el menú
Nacional

Torra desprecia a Cs y se niega a intervenir en el debate de la moción de censura

El presidente de la Generalitat huyó del cara a cara en una semana decisiva en su mandato.

Quim Torra durante el debate
Quim Torra durante el debate
Efe

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, hizo este lunes suya la máxima de que 'no hay mayor desprecio que no hacer aprecio'. Torra podía participar en cualquier momento en el debate de la moción de censura, pero en cambio lo evitó. Guardó silencio. El dirigente nacionalista estuvo presente en todo momento en el hemiciclo, tomando notas, y hasta dio la impresión de que tomaría la palabra en el último momento, para dar la réplica a las larga lista de acusaciones que le hizo la candidata Lorena Roldán.

Sin embargo, Torra se resistió, evitó el desgaste y huyó del cara a cara en una semana decisiva en su mandato, pues en breve se conocerá la sentencia contra los líderes del 'procés' y el presidente de la Generalitat ya ha anunciado que liderará una respuesta institucional, que a su juicio debe pasar por la desobediencia y el ejercicio del derecho a la autodeterminación. Torra recibió una cerrada ovación de los grupos de JxCat y ERC al final de la votación. El secesionismo exhibió unidad y cohesión, reforzado con el apoyo de los comunes, días antes de conocerse el fallo judicial. Y Torra no desaprovechó la oportunidad para dedicar un gesto de ninguneo hacia Ciudadanos, a pesar de que Roldán intentó hasta la última de sus intervenciones que el president saliera de su zona de confort y se expusiera a un mano a mano.

Quien replicó la intervención inicial de Carlos Carrizosa, que fue quien fijó la posición de la formación naranja ante de que Roldán presentara los motivos de la moción, fue la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, quien mostró la "disconformidad" del Govern con la celebración del debate, pues a su juicio se trataba un acto electoral de Ciudadanos y un uso partidista de las instituciones. "Esto no es un bar, no es un plató, no es un pabellón, es el Parlamento y se está haciendo un uso interesado y fraudulento de la Cámara", aseguró la portavoz del Ejecutivo catalán. La Generalitat reprochó a Ciudadanos la fecha elegida para la moción, once días después de un debate de política general en que el Gobierno obtuvo un apoyo claro. "No parece el momento más idóneo para censurarlo. Un motivo más para hacernos pensar que esta moción de censura sólo busca réditos electorales", dijo. Y cargó contra Cs. "Así nunca gobernarán Cataluña. De hecho, todo el mundo sabe que el auténtico souflé que se empieza a desinflar es el suyo, por lo que ya actúan a la desesperada de la manera más esperpéntica", espetó.

Etiquetas
Comentarios