Despliega el menú
Nacional

Los universitarios afean a compañeros que ven en las novatadas "un juego inocuo"

Pablo Alcaraz, presidente de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (Creup), critica entre otras cuestiones las novatadas que tienen lugar, especialmente, en los colegios mayores.

La Universidad de Salamanca se ha propuesto acabar con las novatadas que tanta mala reputación están otorgando al centro. A pesar de que los novatos se defienden, apelando a que las actividades que realizan tienen una función integradora.
 

Los universitarios comienzan un nuevo curso en el que siguen notando una "gran disparidad territorial" en los precios, echan en falta un nuevo sistema de becas y también sufren por otros temas como las novatadas, especialmente, en los colegios mayores, que algunos defienden como un "juego inocuo".

Lo critica todo ello, en una entrevista, Pablo Alcaraz, presidente de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (Creup), la entidad que representa a más de un millón de alumnos de 35 centros universitarios públicos.

Las declaraciones de Alcaraz -graduado en Ingeniería Aeroespacial por la Universidad Politécnica de Valencia- coinciden en el tiempo con la celebración este sábado del V Torneo Intercolegial organizado por el Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España con el fin de fomentar la confraternización de los colegiales desde el comienzo de su etapa universitaria.

¿Cómo recibe la Universidad al alumno este curso 2019-20?

Nos recibe con nuevos retos para conseguir formar lo mejor posible a los profesionales del mañana. Sin embargo, lo hace carente de recursos por la falta de financiación pública. Debemos conseguir un mayor compromiso político con la Universidad.

¿Es real la bajada de precios y más presupuesto para becas anunciados por el Ministerio de Educación y las comunidades?

Pese a los esfuerzos por reducir los precios públicos sigue existiendo gran disparidad territorial entre las comunidades autónomas con diferencias de más de 15 euros por crédito.

Además, el modelo de becas no solo requiere de mayor financiación, también de un cambio estructural para poder asegurar que sea la materialización del derecho constitucional de acceso a la educación.

El aumento de financiación del sistema de becas y ayudas no siempre acaba repercutiendo en la educación universitaria pues de 2013 a 2014 se elevó la partida unos 250 millones de euros pero se tradujo en una caída de 100 millones de euros de la ejecución en la parte universitaria.

¿La economía sigue siendo barrera para acceder a la Universidad?

Existen primordialmente tres tipos de barreras para el acceso y la permanencia en la Universidad: sociales, económicas y académicas. Están muy fuertemente conectadas ya que los condicionantes socioeconómicos pueden hacer que el estudiante dedique tiempo a trabajar para poder costear sus estudios en detrimento de su rendimiento académico.

¿Qué pide a los políticos de cara a la nueva campaña electoral?

La Universidad requiere de mayor inversión pública si queremos aspirar al sistema universitario de los países nórdicos. En los indicadores inversión pública/PIB e inversión pública/estudiantes estamos por debajo de la media.

Urge una reforma del modelo de becas y tasas desde el más amplio consenso posible y también del sistema de prácticas académicas para que se puedan implementar mejores mecanismos de supervisión que aseguren el carácter formativo, que no le supongan un sobrecoste al estudiante y que la Universidad tenga los fondos para crear esa nueva estructura de supervisión.

Y hay que reformar el régimen disciplinario de 1954 con el fin de crear un mejor marco de convivencia adaptado a las necesidades actuales que permitan tanto castigar a los que no cumplan con sus deberes como la defensa y protección de los derechos de los estudiantes y el resto de la comunidad universitaria.

Todo ello podría encajarse en gran medida en el marco de negociación de la ley de universidades.

¿Qué le parece que el PSOE ofrezca matrícula gratis a las chicas que comiencen una carrera STEM con menos del 20 % de universitarias?

Hay que partir de la base que la menor proporción de mujeres en las STEM no se debe a un factor económico sino social. La medida, aparte de contradictoria con las medidas anunciadas sobre la gratuidad de las primeras matrículas, no tiene sentido práctico. Es un problema que debe abordarse, sin duda, pero el enfoque debe ser desde la concienciación social de que no existen profesiones de hombres o mujeres y no desde una suerte de bonificación por cuotas.

Las novatadas han vuelto a protagonizar titulares. ¿Cree que en realidad los estudiantes están en contra de ellas?

Hay una parte del estudiantado que las consideran un juego inocuo, pero no lo son, es un retrato de superioridad y abuso de poder.

Sin embargo, es difícil acabar con ellas pues requieren colaboración del estudiante que las sufre y el miedo a las repercusiones que le pueda ocasionar en su residencia y los plazos, en ocasiones poco diligentes, de la Universidad justifican ese miedo por parte del estudiantado.

Es difícil proteger a la persona que sufre las novatadas mientras se toma una decisión y los abusos pueden endurecerse tras la renuncia.

¿Creen que debe haber una Selectividad unificada?

Desde CREUP solicitamos que las pruebas de acceso sean equiparables en contenido y forma en todo el territorio del Estado, siendo necesario establecer unos procedimientos que garanticen la coordinación de las pruebas y que todo el estudiantado del territorio estatal tenga las mismas oportunidades formativas y de acceso.

Parece que está paralizado el real decreto que incorpora la cotización a la Seguridad Social de las prácticas académicas externas pero, ¿cree que de llevarse a cabo generará un impacto negativo en el conjunto del sistema universitario?

La introducción de las cotizaciones en las prácticas académicas externas permite mejorar las coberturas del estudiante, que hasta ahora el seguro escolar cubría pero de forma irrisoria. No obstante, debemos estar presentes en la negociación de la norma de desarrollo y hacer cambios.

Entendiendo que las prácticas curriculares forman parte de la formación necesaria y, en ciertos casos obligatoria en los planes de estudio para obtener un título, se deben asegurar y las cuotas de la Seguridad Social deberían ser sufragadas por el Estado. Es decir, se deben bonificar el 100%. 

Etiquetas
Comentarios