Nacional

Sucesos

Un niño de 3 años, un bebé y su madre mueren en un incendio en L'Hospitalet

El bebé había sido rescatado con vida pero ha fallecido a las pocas horas del suceso.

Muchos vieron cómo una vecina quedaba colgada en una ventana hasta que llegaron los bomberos

Un menor de 3 años, un bebé y su madre han fallecido a consecuencia de un incendio que se ha declarado esta mañana en un piso de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). El bebé que había resultado herido crítico ha muerto tras haber sido trasladado el hospital Sant Joan de Déu, según han informado los bomberos.

Siete dotaciones de los Bomberos de la Generalitat han trabajado en la extinción de este incendio, que se ha originado, por causas que aún se desconocen, en el piso cuarto segunda de un bloque situado en el número 140 de la calle Riera Blanca, cerca del término municipal de Barcelona.

Según han informado los Bomberos y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), el fuego, "muy virulento", se ha cobrado la vida de dos personas: un adulto y un menor de tres años.

La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, ha confirmado en declaraciones a RAC1 que las víctimas son una madre y su hijo, y ha avanzado que el origen del incendio podría deberse a una sobrecarga eléctrica.

Además, un bebé ha sido trasladado en situación de "máxima criticidad" al hospital Sant Joan de Déu, donde se le están practicando maniobras de reanimación, y otras dos personas han sido atendidas por los servicios sanitarios por inhalación de humo, según ha explicado José María Soto, responsable del SEM.

El SEM ha trasladado también a la zona un equipo de psicólogos para prestar atención a los familiares de las víctimas.

Incendio en L'Hospitalet
Siete dotaciones de bomberos han participado en la extinción del incendio
Efe

Santi Lleonart, responsable de la Región de Emergencias Metropolitana Sur, ha comentado que el incendio se ha iniciado sobre las 6.30 en una vivienda de pequeñas dimensiones, que el aviso lo han recibido a las 6.40 y que la primera dotación de los bomberos ha llegado a la zona ocho minutos después.

El fuego ha quedado extinguido en apenas 35 minutos, pero las llamas se han propagado con gran rapidez por la vivienda, donde vivían cinco personas, por lo que había numerosos colchones, que han facilitado que las llamas se extendieran por todo el piso.

Lleonart ha señalado que el fuego está "totalmente extinguido" y no ha causado daños estructurales en el inmueble, por lo que todas las personas que han sido desalojadas, o al menos la mayor parte de ellas, podrán volver a sus viviendas a lo largo de la mañana.

Hasta la zona se han desplazado también ocho unidades del SEM, entre ellas la pediátrica, así como Mossos d'Esquadra y policía local.

La policía catalana se ha hecho cargo de la investigación para esclarecer las causas del incendio y realizará una inspección ocular de la vivienda cuando los bomberos finalicen sus trabajos. 

Etiquetas
Comentarios