Nacional

acoso escolar

Los alumnos madrileños podrán ser expulsados hasta seis días si no denuncian el acoso

La medida, incluida en el nuevo decreto de convivencia escolar, entrará en vigor a partir del curso 2020-2021. 

Imagen de archivo.
Imagen de archivo.
jcomp

Los estudiantes de la Comunidad de Madrid podrán enfrentarse hasta a seis días de expulsión si conocen un caso de acoso escolar y no lo denuncian. los alumnos estarán obligados a informar a sus profesores en cuanto consideren que un compañero está sufriendo por culpa de otro u otros. Así figura, según informa 'El Mundo' en su página web, en la lista de deberes que debe cumplir el alumnado incluida en el nuevo decreto para regular la convivencia en centros públicos y concertados, obligatoria a partir del curso 2020-2021 y que este martes aprobará el Consejo de Gobierno.

La aprobación de esta nueva normativa llega después de que la pasada semana se suicidase un menor en el distrito madrileño de Usera debido, según apuntan las primeras investigaciones, a los comentarios xenófobos que sufría por parte de un compañero del colegio público Ciudad de Jaén. Un joven de 16 años fue detenido por un presunto caso de bullying en relación a estos hechos. 

El nuevo decreto, que sustituirá al que está en vigor desde 2007, hace constar que los menores tendrán que "comunicar al personal del centro las posibles situaciones de acoso que puedan poner en riesgo grave la integridad física o moral de otros miembros de la comunidad educativa que presencien o de las que sean conocedores". En el caso de no hacerlo incurrirían en una "falta grave" que puede conllevar sanciones de hasta seis días de expulsión. Las faltas consideradas "muy graves", como "la grabación, publicidad o difusión a través de cualquier medio o soporte de agresiones o humillaciones cometidas o con contenido vejatorio", podría implicar hasta la expulsión definitiva del centro. 

Pero no solo los estudiantes tendrán nuevas normas, sino que los centros de Madrid estarán también obligados a "informar a la Fiscalía o al organismo correspondiente en función de la gravedad de los hechos" en el caso de que los profesores incumplan con su "deber de poner en conocimiento del equipo directivo" situaciones que "presenten indicios de violencia infantil, juvenil o de género contra niños y niñas o mujeres". Esa exigencia de denuncia se hace extensible a todo el personal del centro, como los empleados de comedor o de limpieza. 

Si se denuncia algún incidente, las direcciones de los centros tendrán que designar a un instructor que se encargará de "recopilar toda la información, trasladársela a los padres y adoptar una resolución en un plazo máximo de 18 días", según precisan a 'El Mundo' en la Consejería de Educación. 

Etiquetas
Comentarios