Nacional

juicio del 'procés'

La jefa de los observadores extranjeros del 1-O reconoce que fueron pagados por el Govern

Aunque no ha detallado cuanto recibió el grupo en total, sí que ha querido dejar claro que todos cobraron en octubre de 2017.

Fiscales juicio del procés
Los fiscales durante los testimonios de los observadores internacionales del referéndum.
Efe

La jefa de un supuesto equipo de observadores del 1-O Helena Catt ha reconocido al tribunal del 'procés' que Diplocat pagó los gastos de salarios y dietas a los 12 miembros de su equipo en octubre de 2017, que solo en su caso fueron de 8.000 euros, pero como misión de investigación, no de observación.

Helena Catt, que fue una de las observadoras acreditadas por la Sindicatura Electoral de Cataluña, lideró el Election Expert Research Team y el 2 de octubre de 2017 ofreció una rueda de prensa en la que denunció "numerosas y repetidas violaciones de derechos civiles y humanos" durante el 1-O.

Catt, que ha testificado con traducción consecutiva, ha asegurado que cada uno de los 12 miembros de su equipo facturó de forma "autónoma e independiente" a Diplocat por sus honorarios, que solo en su caso fue de 8.000 euros de salario con las dietas al margen, que cobró por transferencias bancaria.

No obstante, ha precisado que ella fue una de las últimas personas de su equipo en llegar a Cataluña -el 4 de septiembre y permaneció hasta el 7 de octubre-, dado que varios estaban desde julio y agosto, de manera que los gastos de estos otros expertos fueron mayores porque se pagaba por semanas.

Y aunque no ha detallado cuanto recibió el grupo en total, sí que ha querido dejar claro que todos cobraron en octubre de 2017.

La Guardia Civil aseguró en el juicio que Diplocat les pagó unos 170.000 euros, cifra que figura en el escrito de acusación de la Fiscalía -salarios (114.592) y dietas (62.712)- si bien el exjefe del organismo, Albert Royo, dijo que solo pagaron 40.591 euros.

Catt ha explicado que mantuvo varios encuentros con Royo, pero que las facturas y el informe de su grupo los dirigió a Rosa Navarro, manager de Diplocat, que fue la persona que gestionó los contratos personales de cada uno de los miembros del equipo.

Ahora bien, la líder del grupo ha destacado que su misión no era de observación sino de investigación y que en ningún momento se les pidió que elaboraran una validación del resultado del 1-O.

"El hecho de que nosotros presenciásemos el referéndum no hace que nuestra trabajo fuera una misión de observación", ha añadido.

Así, ha matizado que fueron contratados "para realizar un informe sobre lo que estaba sucediendo en Cataluña" y como el referéndum era un hecho destacable lo incluyeron en su informe.

Por el contrario, observando los eventos más importantes que se produjeron en septiembre y octubre, porque no puede retener todos los detalles de aquella estancia. "No se lo que paso el 20 de septiembre", ha señalado.

En el marco de su contrato con Diplocat, ha explicado que disponían de "absoluta independencia" hasta el punto de que el organismo no tenía ninguna ni capacidad para supervisar su trabajo.

Como líder del grupo, su trabajo consistía en manejar el equipo y asegurarse de tener listo el informe, aunque no recuerda si fue nombrada como tal por Diplocat o por sus compañeros.

Al respecto, mantuvo "briefings" con miembros del Govern, aunque no recuerda quienes estaban ni los cargos o responsabilidades de las personas de la Generalitat que les citaron. Solo ha citado a Royo y al exconseller Raül Romeva.

Etiquetas
Comentarios