Despliega el menú
Nacional

inmigración

Óscar Camps: "Los inmigrantes morirán en el Mediterráneo y nadie lo contará"

Óscar Camps (Barcelona, 1963), socorrista y fundador de la ONG Proactiva Open Arms, participó este miércoles en Zaragoza en una charla.

Camps, ante una vidriera del Ayuntamiento de Zaragoza.
Camps, ante una vidriera del Ayuntamiento de Zaragoza.
José Miguel Marco

El ‘Open Arms’ lleva desde el 8 de enero retenido en el puerto de Barcelona y el único barco que patrullaba en el Mediterráneo central, el ‘Mare Jonio’, acaba de ser incautado en Italia. ¿Cómo ve la situación?

La situación en el Mediterráneo es penosa debido a la instrumentación política que están haciendo todos los gobiernos europeos del salvamento marítimo, no solo Italia y Malta, también España. Sin barcos de rescate de humanitarios navegando, los inmigrantes seguirán muriendo y no lo vamos a saber porque nadie lo contará ni visibilizará. Se criminaliza, vulnerando convenios internacionales, a quien intenta proteger vidas.

Dos meses y medio con su nave fuera de combate, ¿se siente impotente, desmoralizado?

Ya sabíamos a lo que nos enfrentábamos desde que en 2015, en Grecia, nos acusaban de que facilitábamos el tráfico clandestino y de asociación criminal. En estos últimos 12 meses hemos estado retenidos en tres ocasiones, una en Italia durante mes y medio, judicialmente, y en España, dos veces, por razones administrativas, como ahora. Nos han disparado, secuestrado y amenazado de muerte en cinco idiomas. Estamos acostumbrados, desanimados no, pero sí tristes porque politizar este salvamento trae miles de muertos.

¿El ‘Open Arms’ volverá a zarpar?

Por supuesto. Hoy (por ayer) hay una vista sobre el recurso de alzada, a ver cómo va. Si por el Gobierno fuera, seguro que hasta el 28 de abril seguíamos así.

¿A qué atribuye el cambio de actitud del Gobierno de Sánchez tras la acogida del ‘Aquarius’?

Después de un recibimiento tan multitudinario y mediático del ‘Aquarius’ no creo que recibiera precisamente felicitaciones de Europa. La Unión Europea está presionando a los países de la frontera sur para que cierren sus fronteras y silencien sus intervenciones en el mar. Hoy tenemos a un Salvamento Marítimo Español completamente silenciado, militarizado y reducido.

¿Tienen ya listo el velero ‘Astral’?

Vamos a seguir siendo perseguidos administrativamente y estamos trabajando duro para tener el ‘Astral’ a punto. Es un velero que tiene 35 metros y 50 años. Vamos despacio en función de los recursos. Somos una organización muy pequeña, 300 voluntarios, y nos financiamos en un 90% por donaciones privadas.

¿Mantienen su base en Lesbos, donde empezó a operar?

Ahora está inactiva y si es necesario la podemos volver a poner en marcha. Lo que sí es cierto es que nos va a tocar monitorizar, denunciar y presenciar lo que ocurra en el Mediterráneo. También hay otros flujos migratorios y no se está hablando de ellos.

¿A cuáles se refiere?

El Mediterráneo es el mar más mortífero, pero no el único. Hay que documentar los flujos del Líbano a Chipre, de Turquía a Grecia otra vez y de Francia a Inglaterra por Calais. Los cayucos vuelven a Canarias. Los flujos migratorios se cierran porque se paga a terceros países. A estas personas nadie las va a parar, lo intentarán por otro sitio. Cuando los humanos buscamos lo mejor para vivir, no nos frena ni una glaciación.

En 2015 comenzó su activismo, tras lo ocurrido, ¿repetiría?

Sería más contundente desde el principio, no sería tan inocente como fuimos los primeros meses de creer que podíamos convencer a las administraciones de la importancia de salvar una vida.

Supongo que el coste personal y profesional es alto, ¿compensa?

Salvar una sola vida compensa. Se puede decir a la ligera que en tres años hemos salvado a 59.700 personas, pero ha sido muy duro y hemos visto morir a mucha gente.

Tras Zaragoza, ¿cuál es su próximo destino?

Madrid, con un par de reuniones para seguir presionando al Gobierno. Tengo mucho interés en tomarme un café con Pedro Sánchez, lo sabe por mí personalmente y por personas de su entorno, pero no creo que quiera antes de las elecciones.

Etiquetas
Comentarios