Despliega el menú
Nacional

violencia de género

A juicio un hombre por maltratar a su mujer a la que roció con gasolina mientras sostenía un mechero

Todo esto sucedió en presencia de sus dos hijos, menores de edad. 

Screenshot_451
El suceso tuvo lugar en el domicilio familiar, situado en la localidad asturiana de Villaviciosa.
Google Maps

La Fiscalía pide una pena de seis años y medio de prisión para un hombre acusado de maltratar e intentar matar a su esposa, a la que roció con gasolina mientras sostenía un mechero y la amenazaba delante de sus hijos menores. La vista oral está señalada para el próximo día 21 de marzo en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, a las 10.00.

Según recoge el escrito del Fiscal, los hechos sucedieron sobre las 22.00 del día 7 de agosto del año 2017, cuando el procesado y su mujer se encontraban en el domicilio que compartían en Villaviciosa, estando presentes los dos hijos menores de edad del matrimonio.

En ese momento el procesado exigió a la víctima que le entregara una determinada cantidad de dinero, que ella no le pudo dar y le intentó decir que no lo tenían. Esa explicación de la mujer enfadó notablemente al procesado, quien en un tono muy elevado y violento comenzó a discutir con ella, dándole una patada en su nalga izquierda.

Según el Fiscal el hombre también comenzó a romper platos y vasos de la cocina, llegando a coger unas tijeras al tiempo que la mandaba callar. La mujer, muy nerviosa y llorando y ante la actitud del procesado, se fue a la habitación de los niños a acostarlos e intentar tranquilizarlos, dado el estado violento en el que se encontraba su padre.

A continuación, el procesado fue a la habitación donde estaban la víctima y sus hijos, pidió a su esposa que saliera y, actuando con intención de acabar con su vida, pues previamente había cogido un bidón de gasolina y un mechero que guardaba en una habitación contigua, se lo derramó por encima a la mujer, al tiempo que sostenía el encendedor en la mano y le decía: "Cállate, que quemamos todos".

La mujer se dirigió entonces al baño para poder mojar la ropa con agua mientras que él insistía en que "iba a hacerlo, que no le importaba nada". Finalmente la víctima logró entrar al baño y mojar sus ropas, tras lo cual se refugió en la habitación de sus hijos hasta el día siguiente, que recogió sus cosas y abandonó el domicilio.

En ese momento el procesado arrancó la puerta del congelador y del lavabo, al tiempo que le decía: "Te marchas, no va a quedar nada". Como consecuencia de estos hechos la mujer sufrió una fuerte crisis de ansiedad, así como un hematoma en la zona de sacro y otra en cresta iliaca derecha, de las que fue atendida en el Centro de Salud de Villaviciosa.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de tentativa de homicidio y de un delito de violencia frente a la mujer con la agravante de parentesco y la agravante de desprecio de género.

Etiquetas
Comentarios