Despliega el menú
Nacional

Esto no va de ganar sino de sumar

ACTUALIZADA 19/02/2019 A LAS 05:00
Se vaticina una gran fragmentación política en las elecciones del 28 de abril.
Se vaticina una gran fragmentación política en las elecciones del 28 de abril.
Heraldo.es

Los sondeos indican que la próxima legislatura va a ser de mayor fragmentación política. Salvo sorpresa mayúscula, pasaremos de un modelo cuatripartito a otro de pentapartito, además de un buen número de pequeñas formaciones. En consecuencia, los pactos serán imprescindibles si se quiere superar la parálisis que ha traído la vetocracia durante los últimos tres años.

En estas circunstancias, es posible, e incluso probable, que la cita con las urnas traiga una vistosa contradicción: que quien gane, pierda; y quien, pierda acabe ganando. Es factible, según atestiguan las encuestas, que el PSOE gane, pero que acabe en la oposición si no es capaz de sumar suficientes apoyos. A cambio, el PP puede obtener sus peores resultados, pero Pablo Casado acabaría como nuevo inquilino en la Moncloa si es capaz de pactar con otros partidos, como Ciudadanos y Vox.

La política española ya no va de ganar, sino de sumar. Sánchez fue el primer vencedor de una moción de censura porque consiguió reunir los apoyos para descabalgar al Ejecutivo del PP. Y ahora puede convertirse en el primer candidato de unas elecciones generales que gana en las urnas, pero que no gobierna. Por eso, puede resultar más rentable quedar situado en la zona central del tablero político para inclinar la balanza de las inevitables alianzas en un sentido o en otro. Ganará quien sea imprescindible a la hora de sumar.

Etiquetas