Nacional
Suscríbete

El sindicato de prisiones cifra el seguimiento de la segunda jornada de huelga en el 90%

Rodrigo Rato, que ingresó ayer en la cárcel de Soto del Real, "aún no ha podido salir al patio" a consecuencia de los paros.

Huelga de funcionarios de prisiones en Aragón
Huelga de funcionarios de prisiones en Aragón
Heraldo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), mayoritario en las mesas de negociación de Prisiones e Interior, asegura que cerca del 90% de los trabajadores ha parado en el inicio de la segunda jornada de huelga general. Los paros se producen para exigir al Gobierno "mejoras salariales y laborales".

En un comunicado, CSIF señala que este segundo día, que comenzó con el turno de noche este jueves a la 22.00, está contando con el respaldo "masivo" del colectivo de prisiones. No obstante han matizado que, al igual que ocurrió el primer día, los servicios mínimos establecidos por Instituciones Penitenciarias son "abusivos".

Según apunta el sindicato, debido al seguimiento de la huelga no se han podido realizar relevos en algunos centros penitenciarios y en otros se producen retrasos en las entradas, y ponen como ejemplo los casos de Murcia I y Murcia II.

Momentos de tensión

Estos retrasos han conllevado que, por ejemplo, el ex presidente de Bankia Rodrigo Rato "aún no haya podido salir al patio", como es habitual por las mañanas, a la espera de pasar el reconocimiento médico y los trámites preceptivos para su clasificación en los módulos internos.

CSIF señala que este viernes se han producido "numerosos cortes de tráfico" en los accesos a centros penitenciarios como los de Cáceres, Villabona, Badajoz, Huelva, Tenerife II y Soto del Real". Además, ha habido "concentraciones de protesta, fogatas y lanzamiento de botes de humo". Según añaden, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado han desplazado antidisturbios hasta Estremera para despejar el acceso al centro.

Desde la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) indican que en Estremera a pesar de que los antidisturbios han despejado los accesos, no se han vivido momentos de violencia, y han añadido que el último trabajador el turno de mañana ha entrado a las 11.00 cuando lo debería haber hecho entre las 7.00 y las 8.00.

Según explican desde el sindicato CSIF, la huelga, a la que están llamados 24.000 trabajadores, está alterando "la actividad habitual y los servicios de los más de 70 centros penitenciarios, el régimen de comunicaciones de los internos con el exterior y las actividades culturales en el interior.

Los sindicatos de prisiones han convocado también paros para los días 6, 8, 13 y 15 de noviembre. Según lamentan desde CSIF, la subida media de 375 euros lineales al conjunto de la plantilla de Prisiones anunciada por Interior y que fue retirada a los tres días, "constituye una falta de respeto" a los trabajadores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión