Despliega el menú
Nacional

El recorrido filatélico de los 50 años de la vida del monarca

Desde Correos se destaca «su saber estar y su capacidad para el diálogo». Es la tercera vez que el Rey sale en los timbres oficiales desde su coronación.

El sello que Correos emite hoy sobre el monarca.
El recorrido filatélico de los 50 años de la vida del monarca
Correos

La importancia de las figuras históricas queda registrada en los nombres de calles, plazas e instalaciones deportivas y culturales, en el tiempo dedicado en los espacios televisivos, el peso que ocupan en el recuerdo de cada ciudadano y, también, en la evolución de la filatelia, el elemento más característico del servicio postal de los países y clave para su correcto funcionamiento. En este sentido, Correos emite hoy un sello conmemorativo con motivo del 50 aniversario del rey Felipe VI dentro de su serie ‘Efemérides’. El diseño muestra el retrato oficial del Monarca, trajeado, con los brazos cruzados y sobre un fondo en foil plata. Contará con una tirada de 200.000 ejemplares y un precio de un euro por unidad. Una colección que se ha elaborado en papel engomado con un tamaño de 40,9 por 57,6 milímetros por estampilla.

"Felipe VI cumple 50 años velando por España con mucho trabajo por delante", apuntan desde la compañía postal. Y añaden: "Ha paseado por el mundo su saber estar, su capacidad para el diálogo y su deber y orgullo hacia España", y, desde que sucedió a su padre, el rey Juan Carlos I, al frente de la Corona, "ha tenido una gran presencia internacional". La iniciativa también se fundamenta en hechos como que tanto el monarca como la reina Letizia "llevan el nombre de España por todo el mundo, cuidando así las relaciones con el resto de la comunidad internacional".

Asimismo, se recuerda la completa formación académica, de idiomas y relaciones internacionales recibida por Felipe de Borbón desde su nacimiento, entre la que se incluyen los estudios militares que realizó en la Academia Militar de Zaragoza. Todo ello junto a algunos ejemplos puntuales pero muy reveladores, como el que narra que, cuando aún era un niño, pronunció su primer discurso en la ceremonia de los Premios Príncipe de Asturias. Era el año 1981.

Una amplia gama de diseños

Esta creación se une a otras que Correos ya ha dedicado al monarca en diferentes momentos relevantes de su vida. De hecho, es la tercera ocasión en la que Felipe de Borbón aparece en los timbres oficiales desde que tuvo lugar su proclamación el 19 de junio de 2014. En octubre de ese año, con motivo del Día de la Hispanidad, el servicio postal lanzó los dos primeros sellos, uno con su retrato y otro junto a Letizia, ambos por valor de un euro. Se trató de una emisión conmemorativa formada por 300.000 hojas bloque y cuya creación fue decidida en resolución conjunta por las subsecretarías de Hacienda y Administraciones Públicas y Fomento, a propuesta de la Comisión Filatélica del Estado.

Posteriormente, en enero de 2015, se puso en circulación la nueva serie básica (la línea que se lleva a cabo anualmente para atender las necesidades postales) de sellos con la imagen del nuevo Rey, consistente en seis estampillas impresas en diversos colores, cuyo precio oscilaba entre un céntimo y cinco euros, y con una tirada ilimitada. El timbre con valor postal de cinco euros e impreso en calcografía incluía además como novedades en lo referente a estas series el sello autoadhesivo y la ‘Realidad Aumentada’. Gracias a esta, cuando se captura la imagen con un dispositivo que disponga de la aplicación ‘RA’ de Correos, aparece una animación con un emoticono que da acceso a un vídeo con más información sobre la figura de Felipe de Borbón y su presencia en la filatelia española.

Esta serie se completó con la ‘prueba de artista’ del sello de calcografía realizada en oro de 24 quilates y que recubría una base de plata de 999 milésimas, pensada para satisfacer el interés de los coleccionistas.

Previamente y como Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón fue protagonista de otros timbres importantes, figurando además en otros conmemorativos del reinado de Juan Carlos I: en 1984, con todos los miembros de la Familia Real, y en 2001, con ocasión del 25 aniversario de la proclamación de su padre.

El primer sello dedicado a don Felipe data de 1977. En plena Transición y con tan solo nueve años, el ahora Jefe de Estado apareció en un timbre titulado ‘Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias; Príncipe Felipe y Basílica de Covadonga’, coincidiendo con su nombramiento como heredero de la Corona española. Posteriormente, en 1979 se puso en circulación otro presidido por su rostro y relativo al centenario del Hospital del Niño Jesús bajo el epígrafe ‘Príncipe de Asturias y Hospital’, en el que se veía de fondo el centro sanitario infantil madrileño.

Finalmente y con ocasión de la Exposición Mundial de Filatelia de 2004 de Valencia, inaugurada el día de la boda de los que durante una década fueron los Príncipes de Asturias, se puso en circulación una nueva hoja bloque en la que, junto a sellos de los entonces reyes don Juan Carlos y doña Sofía, aparecía uno de don Felipe y otro conjunto de los Príncipes de Asturias.

Etiquetas
Comentarios