Despliega el menú
Nacional

De Guindos asegura que España no necesita pagar a las agencias para que califiquen su deuda

El ministro de Economía ha defendido la decisión del Gobierno de no renovar los contratos con S&P, Fitch y Moody's.

Luis de Guindos durante su comparecencia en la Comisión de investigación del Congreso.
De Guindos asegura que Rato trató de seguir al frente de Bankia después de haber dimitido
AFP

El Gobierno de España ha decidido no renovar el acuerdo con la agencia de calificación S&P Global Ratings para la evaluación de la deuda soberana española, por lo que este año solo mantendrá contrato con la agencia canadiense DBRS, según indicó un portavoz del Ministerio de Economía.

"Consideramos que no es necesario trabajar con todas ellas, dado el clima de confianza que existe en la actualidad en la economía española a diferencia de otras épocas", indicaron desde el Ministerio, señalando que "se trata de contratos que se revisan anualmente" y recordando que el año pasado ya no se había contratado a Fitch y Moody's.

Por su parte, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, ha defendido este martes la decisión del Gobierno de no renovar los acuerdos que tenía con las tres grandes agencias de calificación de riesgo, ya que estas calificarán la deuda española sin necesidad de contratos.

"Todas las agencias de 'rating' van a valorar la deuda española y, de algún modo, esto no es un tema de ahorro de costes, es que la deuda española es tan relevante que yo creo que no se necesita lógicamente pagar a ninguna agencia de rating", dijo el ministro en una rueda de prensa al término del consejo de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea.

El titular de Economía consideró que se trata de algo "normal" puesto que se está "entrando en una fase de normalización de las relaciones del Tesoro español con los inversores internacionales", y argumentó que en los países del entorno como Francia o Alemania no existen contratos de este tipo.

"Yo estoy además convencido de que, a medida que continúe mejorando la valoración de las agencias de 'rating', esa normalización que ahora se refleja en el tema de los contratos, también continuará en cuanto a la valoración concreta que nos van dando", añadió De Guindos.

"Seguiremos calificando a España porque creemos que contamos con acceso a suficiente información pública de calidad confiable para respaldar nuestro análisis y porque creemos que existe un significativo interés del mercado en este rating no solicitado", indicó S&P Global.

En este sentido, desde Economía indicaron que las agencias emiten su opinión sobre la deuda soberana, "aunque no estén contratadas a tal efecto", señalando que este no es el caso de bonos individualizados o emisiones concretas, razón por la que se mantiene el acuerdo con una de las cuatro agencias usadas como referencia válida por el Banco Central Europeo (BCE).

De hecho, la agencia Fitch publicó el pasado viernes su evaluación del rating a largo plazo de España, que elevó hasta 'A-' con perspectiva 'estable' desde 'BBB+', situándolo así a su nivel más alto desde 2012.

Por su parte, S&P Global Ratings, que asigna a la deuda soberana de España una calificación 'BBB+' con perspectiva positiva, tiene previsto evaluar este año por primera vez la nota española el próximo 23 de marzo y realizará una segunda valoración el 21 de septiembre.

En el caso de Moody's, con una nota 'Baa2/Estable', la primera revisión del rating español tendrá lugar el próximo 13 de abril y la segunda el próximo 5 de octubre, mientras que DBRS, la única agencia con contrato en vigor, que asigna a la deuda española una nota 'A baja' estable, las fechas previstas son el 6 de abril y el 28 de septiembre de 2018.

Etiquetas
Comentarios