Despliega el menú
Nacional

El juez envía a prisión al hombre que mató a su exmujer en Barcelona

Además, el juzgado de violencia sobre la mujer de Sabadell le ha retirado la patria potestad de sus hijos.

El juzgado de violencia sobre la mujer de Sabadell (Barcelona) ha decretado el ingreso en prisión sin fianza del hombre que el pasado miércoles mató a su exesposa en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) y le ha retirado la patria potestad de sus hijos, a los que le prohíbe acercarse.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el detenido, que se ha negado a declarar ante el juez instructor, está imputado por los delitos de homicidio o asesinato -a determinar según avance la instrucción del caso- y quebrantamiento de medida cautelar, dado que vulneró la orden de prohibición que tenía respecto a la víctima.

La juez ha acordado también suspender al detenido la patria potestad de sus hijos, mientras no exista una condena firme, y le ha prohibido acercarse o comunicarse con ellos por cualquier vía.

La mujer, de 34 años, fue asesinada a cuchilladas la medianoche del pasado miércoles por su exesposo, del que estaba en trámites de separación, en el segundo crimen de violencia machista ocurrido en Cataluña este año.

Tras cometer el crimen, el acusado acudió junto a un familiar a la comisaría central de los Mossos d'Esquadra en Sabadell (Barcelona) para confesar que había matado a su mujer y entregarse a la policía.

El detenido tenía vigente desde noviembre del pasado año una orden de alejamiento de 500 metros de su mujer dictada por un juzgado de violencia doméstica, que se amplió a 1.000 metros el pasado mes de enero después de que la víctima presentara una nueva denuncia contra él.

El juzgado de violencia contra la mujer de Sabadell había abierto en los últimos meses tres procedimientos contra el detenido, que estaba pendiente de dos juicios que se iban a celebrar próximamente.

La primera de las causas se inició en septiembre del año pasado a raíz de una denuncia por amenazas presentada por la fallecida, pero la causa fue archivada, sin que nadie presentara recurso, a petición de la Fiscalía, que por falta de testigos optó por no seguir adelante con la acusación.

Una segunda denuncia de la víctima por amenazas dio pie a otro proceso penal contra el detenido en noviembre de 2016, en el que el juez impuso una orden de alejamiento de 500 metros a la expareja de la fallecida y envió el caso a juicio, que debía celebrarse el próximo mes de abril en el juzgado penal número 4 de Sabadell.

El pasado mes de enero, la mujer interpuso una nueva denuncia después de que su expareja incumpliera la orden de alejamiento que tenía vigente, lo que derivó en una nueva causa por coacciones y obstrucción a la justicia y motivó que se ampliara a un kilómetro la distancia que el detenido debía mantener respecto a la víctima.

Esta nueva causa estaba pendiente de ser juzgada en el juzgado de lo penal número 4 de Sabadell el próximo mes de junio. 

Etiquetas
Comentarios