Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Premios Princesa de Asturias

El Rey defiende una España de concordia y respeto

Don Felipe recuerda la importancia de la cultura para enriquecer la convivencia y defiende una España "de brazos abiertos".

Agencias. Oviedo Actualizada 22/10/2016 a las 13:05
Premios Princesa de Asturias 2016

El Rey ha reivindicado este viernes los valores de la concordia y el respeto, así como la importancia de la cultura para enriquecer la convivencia, y ha defendido una España "de brazos abiertos", alejada del pesimismo o el desencanto y orgullosa de lo "mucho y admirable" que juntos han conseguido los españoles.

En su discurso en la solemne ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2016, celebrada en el Teatro Campoamor de Oviedo, Felipe VI, acompañado por la Reina Letizia, ha apelado asimismo al ejemplo de los galardonados para recordar que "no hay ninguna obra científica, política, social o artística que no haya surgido por unos ideales firmes y sólidos".

Tras reseñar los méritos de los premiados este año en cada una de las ocho categorías, el Rey ha elogiado a todos ellos por ser "la representación más alta y brillante" de "ese anhelo por hacer un mundo mejor donde prevalezcan la concordia, el respeto y la solidaridad". "Gracias a todos y cada uno de vosotros, somos más conscientes de que el progreso es siempre fruto de muchos esfuerzos compartidos entre personas de orígenes diversos, entre culturas y creencias distintas, entre naciones diferentes", ha señalado, antes de subrayar que estos premios y la fundación que los otorga nacieron por un sentimiento de "amor profundo a Asturias y a toda España".

"Nacieron -ha destacado el Monarca- con la voluntad de afirmar una España que, como dijo Unamuno, tiene que ser de brazos abiertos, en la que nadie pueda sentirse solo en el dolor o la adversidad; una España alejada del pesimismo, del desencanto o del desaliento, fiel a su irrenunciable afán de vivir y orgullosa de lo que somos, de lo que juntos hemos conseguido, que ha sido mucho y admirable".

"Y seguros de nosotros mismos, porque un pueblo que quiera, respete y ampare la cultura nunca le temerá a su futuro", ha proclamado el jefe del Estado.

La razón por la que cada año desde hace 35 se reúnen en el Teatro Campoamor con los premiados autoridades españolas y asturianas y representantes de la sociedad del Principado es, según insiste el Rey, "para ensalzar vuestros méritos, para reivindicar que la cultura inspire nuestra libertad y para renovar nuestro compromiso con España".

Don Felipe ha querido centrar su intervención en esta llamada de atención sobre el valor de la cultura y, así, ha animado a buscar inspiración en la figura de Don Quijote para afirmar: "La cultura enriquece siempre la convivencia, alimenta los más altos valores del espíritu, ennoblece los sentimientos de las personas y nos ayuda a convivir con la mayor dignidad".

También ha ensalzado el valor de los premiados -a los que se ha dirigido en español, como es habitual, salvo una breve frase de felicitación en catalán para la actriz Núria Espert- al destacar cómo sus trayectorias enseñan que los grandes progresos se alcanzan cuando las artes y las letras se funden con la concordia "o cuando la cooperación se entrelaza con la ejemplaridad".

Don Felipe ha destacado los méritos de los galardonados en esta edición.

De la actriz Núria Espert, Premio de las Artes, ha elogiado cómo ha puesto en escena obras de dramaturgos de todo el mundo y de todas las épocas "siempre con sabiduría, con inmenso talento, en actuaciones y producciones inolvidables". "Deseamos que la escena española siga contando con grandes profesionales como Núria Espert (...) y siempre vigilantes para que la escena preserve y proteja su dignidad y su imprescindible libertad", ha añadido.

El Premio de Comunicación y Humanidades, concedido al fotoperiodista estadounidense James Nachtwey, reconoce "su visión de lo que sucede a su alrededor", que "nunca es superficial, ni irónica, ni débil, ni falsa", sino "profunda, solidaria, comprometida y crudamente real". "Sus fotografías nos conminan a la acción, nos obligan a no desfallecer en la búsqueda de un mundo más humano y fraternal", ha indicado el Rey.

De la profesora británica Mary Beard, Premio de Ciencias Sociales, Felipe VI ha valorado su forma de reconstruir el pasado para entregárselo después a la ciudadanía "explicado y comprensible" con el fin de enseñarnos de ese modo a "derribar para siempre prejuicios, tabúes y errores que han influido negativamente en la construcción" de nuestras sociedades.

El Premio de Investigación Científica y Técnica, logrado por el biofísico estadounidense Hugh Herr, líder mundial en biónica y biomecánica y que camina con dos prótesis en las piernas diseñadas por él mismo, representa "la esperanza de que millones de personas con discapacidad en el mundo puedan mejorar su movilidad, su calidad de vida, y puedan incluso hacer cosas que antes apenas podían imaginar con ayuda de las prótesis y los exoesqueletos que él y sus colaboradores diseñan".

Del triatleta español Javier Gómez Noya, Premio de los Deportes, el Rey ha destacado su fortaleza "no solo física, también anímica" y su "capacidad de resistencia", ambas cualidades "admirables y no muy frecuentes". "Con ese espíritu positivo envidiable (...) Javier es un símbolo de los mejores valores del deporte y un verdadero orgullo para sus raíces gallegas y para toda España", ha señalado.

Para el Rey, las obras del escritor estadounidense Richard Ford, Premio de las Letras, destilan pureza, honradez y grandeza porque escribe "de lo que mejor conoce y de lo que siente, con una mirada que disecciona pasiones, sentimientos, reacciones, angustias, fracasos y éxitos". "Logra transformar lo pequeño, lo cotidiano, incluso lo mediocre, en obra de arte", ha resumido.

Del Acuerdo del clima de París, Premio de Cooperación Internacional, Felipe VI ha subrayado que se trata de un "comienzo muy positivo" para que la comunidad internacional piense en un futuro del que se pueda "borrar para siempre la amenaza global y en el que triunfen el desarrollo sostenible, la reducción definitiva de emisiones contaminantes, el uso de energías renovables, el reciclado y el acuerdo de todos para que la temperatura del planeta no siga elevándose".

Y por último, refiriéndose al Premio de la Concordia a Aldeas Infantiles, organización que atiende en más de 134 países a casi medio millón de niños y niñas, el Rey ha advertido de que "la humanidad no estará completamente a salvo" mientras no comprenda que "proteger, atender y educar a la infancia es una prioridad".




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo