Despliega el menú
Nacional

Puigdemont desea abordar con Rajoy proceso catalán y desjudicializar relación

Rajoy y Puigdemont mantendrán su primera reunión el próximo 20 de abril en el Palacio de la Moncloa.

Junqueras y Puigdemont en el Parlamento catalán.
Sánchez se reunió con Junqueras en secreto sin que Puigdemont lo supiera
Efe

El presidente catalán, Carles Puigdemont, pretende abordar el próximo miércoles con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, el proceso soberanista, la "desjudicialización" de su relación política, la situación económica y financiera y el cumplimiento del Estatut por parte del Estado.

Rajoy y Puigdemont mantendrán su primera reunión el próximo 20 de abril en el Palacio de la Moncloa. "Escucharé a Puigdemont, como a todos los presidentes de comunidades autónomas, sin orden del día fijado y, como siempre, abierto a escuchar", ha escrito el jefe del Gobierno en Twitter.

Fuentes de la Generalitat han indicado a Efe que, tras fijar la fecha, los gabinetes de Mariano Rajoy y Carles Puigdemont están negociando aún los contenidos de la reunión.

En el marco de esta negociación, Puigdemont desea abordar con el líder del PP, según las mismas fuentes, cuatro grandes ejes, entre ellos la relación entre Cataluña y el resto de España en el marco de la hoja de ruta soberanista a partir del resultado de las urnas de las catalanas 27S, con mayoría independentista.

En segundo lugar, el presidente catalán desearía hablar de la carpeta social, en concreto sobre reivindicaciones como el reparto de los límites de déficit para evitar más recortes, el conflicto por la suspensión de las medidas de la Generalitat ante la pobreza energética o el modelo de financiación autonómica.

El tercer bloque hace referencia a la petición de cumplimiento por parte del Estado del contenido del Estatut, como la inversión derivada de la disposición adicional tercera, o de las sentencias sobre conflictos de competencias que han sido favorables a la Generalitat.

En este contexto, Puigdemont plantea trasladar a Rajoy una petición para "desjudicializar" la relación política entre la Generalitat y el Gobierno central, ante las reiteradas batallas legales entre los dos ejecutivos que han acabado en numerosas ocasiones en el Tribunal Constitucional.

Etiquetas
Comentarios