Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Iglesias someterá cualquier acuerdo a una consulta entre las bases

Los 390.000 inscritos decidirán si la formación se integra en un Gobierno con Pedro Sánchez como presidente.

Pablo Iglesias en rueda de prensa en el congreso.
Pablo Iglesias en rueda de prensa en el congreso.
Reuters

El visto bueno de la militancia de Podemos será uno de los muchos escollos que deberá salvar la formación del Gobierno de coalición que Pablo Iglesias ofreció el viernes al PSOE y que ratificó hoy. Los estatutos del partido morado establecen que corresponderá a la Asamblea Ciudadana «aprobar o rechazar cualquier tipo de pacto o alianza pre o post electoral para las instituciones de representación de carácter estatal». De esta forma, cualquier pacto que la dirección pueda alcanzar con los socialistas deberá ser sometido a la ratificación de los 390.000 inscritos en la formación. Según explicó hoy Iglesias, la consulta incluirá la composición de Gobierno, la hoja de ruta de cambios constitucionales, el programa y las medidas a aplicar los primeros cien días de Gobierno. La decisión que adopten las bases será vinculante para la dirección nacional.

La votación no se presenta como un obstáculo complicado para que finalmente Podemos entre en un Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez. Todas y cada una de las decisiones que la dirección nacional ha sometido a referéndum han sido hasta ahora apoyadas de forma mayoritaria por las bases.

La última consulta se realizó a propósito de la negativa de Iglesias a pactar con IU una candidatura de unidad popular. Entonces la posición del secretario general fue avalada por un 85% de los votos, si bien la participación apenas alcanzó un 10% de la militancia.

De darse el entendimiento entre las fuerzas de izquierda, éste no sería el primer referéndum que avala acuerdos de Gobierno con el PSOE. Ya se produjeron tras las elecciones autonómicas en lugares como Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón. En las tres comunidades se respaldó apoyar las investiduras de presidentes socialistas aunque en estos casos Podemos optó por quedarse fuera del Ejecutivo.

Al igual que sucedió en los gobiernos autonómicos, se da por seguro que los militantes avalarán un Gobierno de coalición si al final se alcanza un acuerdo con el PSOE. Dos son los principales motivos que invitan a pensar que así será. El primero es que buena parte de los votantes de la formación morada provienen de las filas socialistas, por lo que la afinidad ideológica jugará a favor del pacto. El segundo es que en los dos años de vida de la formación Iglesias ha ganado de largo todas las consultas internas que se han planteado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión