Nacional
Suscríbete

Casi un centenar de aragoneses, entre los invitados al Palacio

Asistieron la presidenta Rudi y los expresidentes Iglesias y Lanzuela. También acudieron representantes sociales, económicos y del deporte

La presidenta editora de HERALDO DE ARAGÓN, Pilar de Yarza, saluda a la Reina Letizia
Casi un centenar de aragoneses, entre los invitados al Palacio

Muchos de ellos no tuvieron oportunidad de encontrarse, pero Aragón contó con una amplia representación en la recepción que se celebró en los salones del Palacio Real. Estuvieron desde la presidenta, Luisa Fernanda Rudi, hasta la campeona olímpica Teresa Perales, pasando también por personalidades de las tres provincias aragonesas.

Además de la actual presidenta, la Comunidad estuvo representada institucionalmente durante estas dos últimas jornadas por dos de sus expresidentes, el turolense Santiago Lanzuela y el oscense Marcelino Iglesias. Los tres mandatarios aragoneses han tenido además relación, en algún caso fluida, tanto con los Reyes como con don Juan Carlos y doña Sofía.

La representación aragonesa continuó con el presidente de las Cortes, José Ángel Biel, y los alcaldes de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y de Teruel, Manuel Blasco. Estos dos últimos acudieron tanto a la proclamación en el Congreso como a la recepción en el Palacio Real. Belloch y Blasco estuvieron en su condición de senadores, aunque además en el Palacio Real representaron a las dos capitales aragonesas.

A la recepción acudieron también la presidenta editora de HERALDO DE ARAGÓN, Pilar de Yarza; el destacado miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y la Legislación y de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, el turolense Manuel Pizarro; el presidente de Telefónica, César Alierta ; el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Manuel Teruel, y la presidenta de los jóvenes empresarios de España, Pilar Andrade.

Y junto a estos aragoneses estuvo también el presidente de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, quien además pudo acudir el miércoles a la firma de la ley de abdicación por parte del rey Juan Carlos I. En esa cita estuvieron también Rudi, Iglesias y Teruel. El ámbito del deporte aragonés y a la vez español y olímpico estuvo representado por Teresa Perales, que fue una de los aragoneses más jóvenes que estuvo en la recepción real.

Además, acudieron el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde; el subsecretario de Fomento, el oscense Mario Garcés; y la directora de la Oficina para la Década del Agua de la ONU, Josefina Maeztu, institución que tiene su sede en Zaragoza. También acudió el presidente del Consejo General de la Abogacía, Carlos Carnicer, y el presidente del Instituto de Crédito Oficial, Román Escolano.

También asistieron la casi totalidad de diputados y senadores del PP, toda la delegación del PAR en el Senado y una representación, ya bastante más reducida en número, del PSOE aragonés. El diputado de CHA por La Izquierda de Aragón, el zaragozano Chesús Yuste, no acudió ni al acto del Congreso ni a la recepción, decisión que ya había comunicado previamente.

Además del expresidente y diputado por Teruel, Santiago Lanzuela, en el caso del PP-Aragón acudió el secretario general de la formación, Octavio López; el portavoz en el Ayuntamiento de Zaragoza y diputado, Eloy Suárez; el senador autonómico Ricardo Canals; los diputados zaragozanos Ramón Moreno, Pilar Cortés y Sara Cobos, los oscenses Blanca Puyuelo y Manuel Mora y Carlos Muñoz. Además de Manuel Blasco, también acudieron los senadores Antonio Romero, Carmen Azuara y María Navarro. En cuanto al PAR, acudieron sus tres senadores: la zaragozana Rosa Santos, el turolense José María Fuster y la oscense Belén Ibarz.

Congreso sí, recepción depende

En los representantes del PSOE-Aragón hubo diferentes decisiones. Todos sin excepción acudieron a la proclamación en el Congreso. Aplaudieron y, en la mayoría de los casos, después mostraron su satisfacción por el discurso. Sin embargo, no todos continuaron la jornada en el palacio Real.

Entre los que sí acudieron a la recepción, como la mayoría de los parlamentarios, estuvieron los senadores aragoneses José María Becana y Antonio Arrufat. Algunos de los diputados que no acudieron explicaron que querían diferenciar entre el acto constitucional de la proclamación del nuevo Rey en el Congreso y la recepción en el Palacio Real.

Todos los que fueron coincidieron en que estaban viviendo un momento histórico. La mayoría de los diputados y senadores de PP y PAR se hicieron numerosas fotos en el Congreso, ante la tribuna sobre la que minutos después el Rey juró lealtad a la Constitución. Parlamentarios socialistas también hicieron uso de las cámaras de sus móviles.

Ya después de la recepción, quienes acudieron -en su mayoría lo hicieron con sus cónyuges- coincidieron en destacar el ambiente que había en la plaza que da al palacio Real y la presencia muy variada de ciudadanos. «La gente estaba muy emocionada, ha sido una recepción muy completa, con muchos ciudadanos de diferentes ámbitos», destacó el zaragozano Manuel Teruel.

Etiquetas