Despliega el menú
Nacional

El Gobierno vasco advierte de las consecuencias de la "convulsión permanente"

El Gobierno de Urkullu defiende el prestigio de los verificadores y señala la necesidad de buscar "un espacio de consenso".

El secretario general para la Paz y la Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha pedido hoy a los poderes del Estado que reflexionen sobre las "consecuencias" de someter a la sociedad vasca "a un estado de convulsión permanente" y de "espasmos uno detrás de otro" en relación a la banda terrorista ETA.

"Esto no es bueno, no es sano. Estamos gestionando una buena noticia, la noticia de la paz", ha enfatizado Fernández, quien también ha llamado a ETA a reflexionar sobre las consecuencias de la "dilatación del final de su existencia" y a todas las fuerzas políticas e instituciones a crear un espacio de trabajo compartido y de cooperación para llevar a buen término el proceso de paz vasco.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y Jonan Fernández se han reunido esta mañana en dos ocasiones con los miembros de la Comisión Internacional de Verificación (CIV) Ram Manikkalingam (Sri Lanka), Ronnie Kasrils (Sudáfrica) y Chris Maccabe (Reino Unido), antes y después de su declaración como testigos en la Audiencia Nacional sobre el paradero de los etarras con los que han contactado.

Fernández ha insistido en que en la disolución de ETA la tarea debe ser compartida, lo que "de momento no se está haciendo", y ha señalado la necesidad de buscar "un espacio de consenso para desarrollar todos los ámbitos estratégicos que tienen que ver con el final de la violencia, la convivencia y la paz".

"Es una tarea pendiente", ha recalcado el dirigente vasco, quien ha defendido el "prestigio internacional reconocido y contrastado" de los "verificadores".

Según ha subrayado, están tratando de ayudar "desinteresadamente" y de acuerdo a un "impulso ético y de voluntad de paz" al desarme "total, unilateral e incondicional" de ETA.

Fernández ha explicado que, por eso, el Gobierno vasco "ampara" la labor de los "verificadores" y ha aclarado que "no tiene nada que ver" con la financiación de sus actividades.

El secretario general para la Paz y la Convivencia del País Vasco ha precisado que el Ejecutivo de Urkullu no contempla otro horizonte que el desarme total, unilateral e incondicional de la banda terrorista.

"Estas son las claves y esa es la perspectiva con la que trabajamos", ha dicho Fernández, quien ha defendido que el Gobierno vasco está contribuyendo "decididamente", de forma "transparente" y "en todos los sitios" a un final ordenado de ETA.

Etiquetas