Despliega el menú
Nacional

Educación

Wert cede y modificará las exigencias de notas para becas no universitarias

El ministro ha escuchado la petición de la mayoría de las Comunidades Autónomas, incluidas las del PP, sobre la necesidad de rebajar las notas exigidas.

El ministro Wert en una imagen de archivo
Wert cede y modificará las exigencias de notas para becas no universitarias
EFE

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, se ha mostrado dispuesto a reconsiderar las exigencias previstas respecto a las notas académicas necesarias para obtener una beca el próximo año para los estudios de Bachillerato y FP.

Wert ha hecho este anuncio al término de la reunión con los consejeros autonómicos sobre el borrador del real decreto de becas para el curso 2013-14, que ha durado cerca de tres horas, y en el que ha escuchado la petición de la mayoría de las Comunidades Autónomas, incluidas las del PP, sobre la necesidad de rebajar las notas exigidas.

"El elemento puesto de manifiesto en la reunión por las comunidades autónomas al margen de su color político ha sido un planteamiento acerca de si la inclusión de estos requisitos académicos (...) no supondría un riesgo de dificultar el objetivo de reducción del abandono escolar temprano", ha explicado Wert.

Según ha dicho, es por eso que se ha "comprometido a estudiar la viabilidad de acomodar la exigencia académica que algunas comunidades autónomas consideran excesiva" a su intención de "valorar la cultura del esfuerzo" y "desde la perspectiva" de que no suponga un obstáculo a la lucha contra el abandono escolar.

Respecto a las notas necesarias para becas en la Universidad, ha manifestado que el tema se tratará mañana en la Conferencia de Política Universitaria con los rectores.

El ministro, que ha calificado la reunión de "muy viva y profunda", ha insistido, sin embargo, en querer lograr como objetivo educativo el "alinear" la concesión becas con la reforma, así como con el principio de equidad para que ningún estudiante "tenga que abandonar o no emprender estudios por razones socioeconómicas".

Además, quiere garantizar que las situaciones de rentas desfavorecidas no constituyan un obstáculo para seguir estudios más allá de la enseñanza obligatoria.

Aun así, ha recalcado la necesidad de que en el sistema se valore la mejora del rendimiento escolar.

"Equidad, cultura del esfuerzo, rendimiento y evitación de un abandono escolar temprano por cuestiones económicas" son los argumentos que ha esgrimido para defender su reforma y su proyecto sobre becas.

Ha recordado que en este curso las notas exigidas para optar a una beca eran 5,5 para Bachillerato y 5 para FP grado medio y superior, y en el borrador del real decreto para el curso 2013-14 son, en principio, 6 y 5,5, respectivamente; éstas últimas son las que se ha comprometido a estudiar de nuevo.

Al término de la reunión, diversos consejeros han valorado la posición de diálogo de Wert.

Así, la catalana Irene Rigau ha señalado que "hay una puerta abierta" para que no se aplique el proyecto tal y como estaba previsto.

Rigau ha advertido de que la aplicación del real decreto supondría en Cataluña la pérdida del 52 o 53 % de becados que ahora disfrutan de ayudas al estudio en Bachillerato y FP.

La consejera andaluza, Mar Moreno, ha dicho que el borrador "no ha convencido prácticamente a nadie porque se pasaba siete pueblos, rompiendo la igualdad de oportunidades", aunque ha valorado que Wert se haya comprometido a "dar marcha atrás".

"Andalucía le pide que vuelva a la casilla de salida porque no tiene ningún sentido que con un aprobado alguien que tenga dinero pueda seguir estudiando y, que con el mismo aprobado, alguien que no tenga dinero no pueda seguir estudiando", ha resaltado.

Por su parte, desde el PP, los consejeros de Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León han valorado que Wert vaya a revisar su primera propuesta.

La consejera extremeña, Trinidad Nogales, ha destacado que no todas las comunidades son iguales y que en la suya se está luchando con unas tasas muy altas de abandono escolar temprano y desempleo juvenil, por lo que ha pedido a Wert que el nuevo texto no sea "excluyente".

Juan José Mateos, de consejero de Castilla y León, ha opinado que "las calificaciones no dependen solo del esfuerzo del alumno sino de los profesores y del centro", y ha apuntado a que estos "imponderables" deben tenerse en cuenta.

El consejero de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha confiado en que el próximo curso los alumnos que quieran optar a una beca en Bachillerato y FP no deban tener un 6 y un 5,5 de nota, respectivamente.

Wert también ha asegurado, según Marín, que la coordinación de los Ministerios de Educación, Empleo y Hacienda garantizan que el Fondo Social europeo financiará suficientemente la reforma educativa en cuanto a la FP y la lucha contra el abandono escolar temprano.

Etiquetas