Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Sanidad Pública

El pleno del Congreso rechaza garantizar por ley la gestión pública de la Sanidad

Los votos en contra del PP, PNV y CiU, han rechazado la proposición de Ley defendida por la Izquierda Plural para mantener la gestión pública del Sistema Nacional de Salud.

Una concentración contra los recortes, en el hospital San Jorge de Huesca
Los 'Indignados del Salud' protestan contra los recortes
F. P.

El Congreso ha rechazado, con los votos en contra de PP, PNV y CiU, una proposición de Ley defendida por la Izquierda Plural para mantener la gestión pública del Sistema Nacional de Salud, a favor de la cual han votado PSOE, UPyD y varios miembros del Grupo Mixto.

El diputado popular Manuel Cervera ha argumentado que su grupo rechaza la toma en consideración de la propuesta basándose en que la gestión privada o pública no es mala o buena, sino en función del cumplimiento de objetivos.

La mayoría absoluta del PP hace imposible que, tras esta toma de posición popular, la propuesta de La Izquierda Plural progrese cuando, al final del pleno de esta tarde, se voten las iniciativas parlamentarias.

"Usted desconoce absolutamente el modelo de colaboración público- privada y usa dogmas ideológicos para defender su posición", ha acusado a Llamazares Cervera, antes de citar ejemplos de órdenes religiosas o mutualismo habidos en Cataluña, donde ha gobernado IniÇiativa Per Catalunya.

Cervera se ha opuesto a que se "demonice" el modelo de colaboración público-privada y ha defendido los conciertos que disminuyen el tiempo de espera o el mutualismo, elegido por los funcionarios, junto a las concesiones administrativas.

En defensa de su propuesta, Gaspar Llamazares (IU) ha lamentado "la campaña" desatada para desprestigiar los sistemas públicos de salud, que busca privatizarlos en busca de "oportunidades de negocio" para "los mismos" que han provocado la crisis que sufrimos.

El diputado de la Izquierda Plural ha defendido que la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que el Sistema Nacional de Salud español está entre los mejores del mundo y ha recomendado, por sus mejores resultados en términos de calidad, la gestión pública de los servicios de sanidad.

Llamazares ha lamentado que al avanzar hacia la privatización se "abre la puerta a la creación de un importantísimo mercado que quiere hacerse con los 70.000 millones de euros que invertimos ahora en Sanidad".

Entre los beneficiarios de estas medidas privatizadoras de la sanidad Llamazares citó a "lo peor de las cajas" (la CAM y Bankia), las compañías constructoras que han abandonado ese negocio y las farmacéuticas. Además, citó nombres propios como "Rato, Lamela o Echániz".

Desde el Grupo Mixto, los diputados Pedro Quevedo y Fernández Díaz han apoyado la toma en consideración de la propuesta.

A favor también de la toma en consideración se ha mostrado, desde UPyD, Rosa Díez, quien ha incidido en la necesidad de que el control de esos contratos sea público.

Por su lado, Emilio Olabarría, del PNV, ha expuesto que su grupo responderá que no a una proposición que vulnera el Estatuto de Guernika por invadir competencias autonómicas, al igual que ha hecho la diputada catalana María Concepció Tarruella. "En Cataluña desde el año 85 se organizó una red de concertaciones basada en las mutuas que ha dado resultados satisfactorios para los ciudadanos y sin la cual la Sanidad pública se hundiría", ha defendido.

Por parte del Grupo Socialista la diputada Gracia Fernández ha apoyado la propuesta, aunque con más transparencia en los contratos y respetando la autonomía de las comunidades, cuyos modelos no deben extenderse al conjunto del Estado.

La socialista ha alertado de la campaña contra la sanidad pública, un "tsunami" contra la sanidad pública encaminado a una "ola de privatizaciones" que traerá "pérdida de derechos" y un coste económico y en "vidas humanas". 

Etiquetas