Despliega el menú
Nacional

En cinco años

La subvención pública de la enseñanza privada sube un 30%

El 58,8% de los ingresos corrientes que percibieron los centros privados en el curso 2009-2010 procedió de la administración pública.

La enseñanza privada no universitaria recibió subvenciones públicas a razón de 2.411 euros por alumno en el curso 2009-2010, lo que representa un crecimiento del 29,8 por ciento en comparación con el de 2004-2005.

El 58,8 por ciento de los ingresos corrientes (no extraordinarios) que percibieron estos centros privados procedió de la administración pública, según la última Encuesta de Financiación y Gastos de la Enseñanza Privada del INE.

El 37,6 por ciento fue aportado por las familias y el 3,6 por ciento restante se debió a donaciones, pagos de asociaciones de padres y concesiones de servicios, entre otros.

Esta distribución de financiación, según su origen, fue similar a la del curso 2004-2005, fecha de la encuesta anterior.

En el curso 2009-2010, los gastos corrientes de la enseñanza privada no universitaria fueron de 9.548 millones de euros, equivalentes a 3.901 euros por alumno, frente a los 3.003 de 2004-2005.

La mayor parte, 75,5 por ciento, se destinó a retribuciones del personal.

En conjunto, la enseñanza privada no universitaria obtuvo un beneficio de 491 millones de euros en el curso 2009-2010, lo que supuso un incremento del 7,4 por ciento respecto a cinco años antes.

La universitaria, cuyo alumnado creció un 34,9 por ciento, tuvo unos resultados positivos de 184 millones de euros, con una subida del 32,1 por ciento en ese mismo período.

En conjunto, toda la educación privada tuvo unos beneficios de 674 millones de euros, con un incremento del 13,1 por ciento en cinco años.

La ganancia por alumno se mantiene estable en la enseñanza no universitaria, 200 euros anuales, y hasta 718 por alumno en la universitaria privada.

Todos los niveles educativos no universitarios obtuvieron beneficios, principalmente en FP (248 euros por alumnos), y menos en Bachillerato (67).

Los centros concertados escolarizaron al 80,8 por ciento de todo el alumnado de la enseñanza privada.

La administración pública subvencionó el 75,7 por ciento de los gastos corrientes de los centros concertados y en los no concertados ese porcentaje fue del 10,5 por ciento.

Las familias de los alumnos de la educación no universitaria tuvieron que desembolsar una media de 1.541 euros por curso, con diferencias por comunidades entre los 2.500 euros en Madrid y los 494 euros en Extremadura.

En la privada no universitaria, los alumnos tuvieron que pagar una media de 4.718 euros.

Las subvenciones públicas por matriculado no universitario variaron entre los 3.913 euros del País Vasco y 1.787 euros de Madrid.

La financiación pública tuvo mayor peso en enseñanzas como FP, además de en los niveles obligatorios concertados de Primaria y ESO.

Etiquetas