Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Sanidad

El 12% de pacientes que va a urgencias tiene algún percance

El 35% de los incidentes se debe a un error en las pruebas médicas, el 27% al manejo inadecuado del paciente, cuya principal consecuencia son las caídas, y el 24% a una equivocación en la medicación.

El 12 % de las personas que acude a urgencias sufre algún percance relacionado con la asistencia sanitaria, como errores en las pruebas médicas, manejo inadecuado del paciente o equivocaciones en la medicación prescrita.

Así se asegura en el estudio Eventos adversos ligados a la asistencia en los servicios de Urgencias españoles (EVADUR), realizado por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

Según el estudio, el 35 % de los incidentes se debe a un error en las pruebas médicas, el 27 % al manejo inadecuado del paciente, cuya principal consecuencia son las caídas, y el 24 % a una equivocación en la medicación.

Por ello, los expertos han concluido que los servicios de urgencias españoles "son una de las áreas asistenciales con mayor riesgo a la hora de sufrir un incidente" con consecuencias negativas, tanto para el paciente como para el profesional sanitario que trabaja estos servicios.

Para mejorar esta situación, la Fundación Mapfre ha presentado la campaña "En Urgencias, la seguridad está en nuestras manos", con la que pretende sensibilizar a los profesionales sobre la importancia de tomar medidas preventivas que reduzcan los incidentes con los pacientes atendidos, promover prácticas clínicas seguras, y proporcionar material actualizado y práctico que ayude a los profesionales a disminuir este tipo de riesgos.

El estudio refleja que casi el 70 % de los incidentes se deben al gran número de pacientes, a la complejidad clínica de las patologías con las que acuden y a las particularidades laborales y profesionales de estos servicios, según ha señalado Mapfre en una nota de prensa.

La campaña recomienda a los profesionales sanitarios extremar la higiene para reducir posibles infecciones en el paciente, comprobar su ficha médica e historial clínico para evitar errores en su identificación, y verificar si es alérgico a algún fármaco para administrarlo adecuadamente.

Además les insta a asegurarse de que las muestras biológicas y las pruebas médicas corresponden al paciente; evitar analíticas, radiografías y sondas innecesarios para ahorrar riesgos al enfermo; entregar por escrito y de forma clara todas las indicaciones para facilitar una atención más segura, y solicitar ayuda ante cualquier duda en la realización de una prueba o procedimiento.

La campaña se dará a conocer a lo largo de 2012 entre 16.000 profesionales de 700 centros sanitarios de toda España, entre los que figuran servicios de urgencias y emergencias, hospitales, centros de atención primaria y facultades, entre otros.

Etiquetas