Despliega el menú
Motor

Los diésel ceden terreno

Las ventas durante 2017 de vehículos de gasóleo en Aragón siguieron siendo mayoritarias, aunque el margen respecto a los de gasolina es escaso.

Opel Astra, el líder en Aragón en 2017.
Los diésel ceden terreno
Opel

No corren buenos tiempos para los vehículos diésel. La primacía que durante años han mantenido en el mercado empieza a estar más que cuestionada y así, aunque durante 2017 siguieron siendo la opción mayoritaria a la hora de adquirir un automóvil nuevo, el margen respecto a los gasolina se ha vuelto más que escaso. Si a nivel nacional la diferencia porcentual fue del 1,7%, en Aragón se redujo aún más, 1,46%. De esto modo los propulsores de gasóleo representaron el 47,96% de las ventas en la Comunidad y los de gasolina, el 46,5%. Un año atrás, la situación era del 57,5% frente al 38,9%.

Crecen en ventas su principal rival y otras alternativas menos tradicionales como los eléctricos, los de gas, de los que en 2016 no se registró ninguna transacción respecto a las 14 de 2017, y, especialmente, los híbridos, un 58,07%. Sin embargo los diésel cayeron entre Huesca, Zaragoza y Teruel en 2.368 unidades.

¿A qué se debe este cambio de tendencia? Los factores son múltiples. Si bien, las noticias que van llegando sobre el futuro que les espera a los motores basados en el sistema ideado por Rudolf Diesel no son halagüeñas. Escándalos como el ‘Dieselgate’ de Volkswagen y su fama de contaminantes, a pesar de los grandes avances en la reducción de emisiones que se han introducido en los últimos años, lo han puesto en el punto de mira. En Madrid, por ejemplo, se prevé que a partir de 2020 los diésel anteriores a 2006 no puedan aparcar dentro de la M-30, mientras que su circulación quedará prohibida en 2025. Situación similar ocurre ya en Barcelona desde el mes pasado durante los denominados episodios de contaminación atmosférica, circunstancia que se presenta entre dos y tres veces al año. Tampoco ayuda que los que eran unos de sus puntos fuertes, el menor coste del litro de combustible y su consumo más contenido, casi se hayan equiparado respecto a las mecánicas de gasolina. El precio medio en España el pasado viernes del litro de sin plomo 95 era de 1,273 euros frente a los 1,190 euros del gasóleo A.

Disparidad entre fabricantes

Dentro de la industria, las visiones son dispares. Fabricantes como Toyota parecen dejar de lado el diésel. En Italia, por ejemplo, ha anunciado que sus turismos y SUV a la venta serán exclusivamente híbridos y eléctricos. De hecho, para 2030 a nivel mundial se marca como objetivo certificar más de 5,5 millones de matriculaciones de vehículos electrificados por año.

Frente a esta política se sitúa la de Mazda, fiel defensor del diésel que entre 2019 y 2020 lanzará la segunda generación de su motor Skyactiv-D. En su programa Visión 2030 aboga por que para 2035 el 84,4% de los vehículos seguirán recurriendo a la combustión interna ya sea con motores convencionales o híbridos.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios