Motor
Suscríbete por 1€

El nuevo Ford Fiesta llega a España con ambición

Ya está a la venta la octava generación del exitoso modelo de la marca estadounidense, un compacto que crece y gana en tecnología.

El nuevo Ford Fiesta se diferencia de su predecesor en aspectos como su nueva parrilla.
El nuevo Ford Fiesta llega a España con ambición
Ford

Ha habido que esperar desde que se dio a conocer a finales del año pasado, pero el nuevo Fiesta ya está disponible en los concesionarios españoles. La octava generación del exitoso compacto de Ford, del que ha vendido 18 millones de unidades desde 1976, llega convertido en un coche más completo que se aleja de los parámetros de vehículo urbano asequible, un papel que el fabricante estadounidense parece haber reservado al Ka+.

Algo más grande que la generación anterior, de la que solo en España se matricularon el año pasado 12.464 unidades, y mucho más equipado tecnológicamente dentro de una tendencia al alza que se observa en los vehículos del segmento B como el Opel Corsa y el Seat Ibiza, el precio de partida para el Fiesta es de 15.045 euros. La oferta inicial incluye las versiones, Titanium, ST-Line, Trend y Vignale. Además, en 2018 se incorporarán a la gama el Fiesta Active, de tipo crossover, y el ST, que contará con un motor de 200 CV.

Estéticamente, su aspecto resulta más deportivo. El frontal luce una nueva parrilla y en la parte trasera destaca su grupo de luces horizontal. Es cuatro centímetros más bajo y 7,1 centímetros más largo. La anchura de los ejes ha crecido en 1,2 centímetros.

El interior se ha modernizado y simplificado, eliminando muchos botones. Los acabados y los materiales se aprecian de mayor calidad ofreciendo gran capacidad de personalización y por primera vez se incluye un techo de cristal panorámico practicable.

Según Ford, se trata del compacto más avanzado tecnológicamente a la venta en Europa. Entre sus equipamiento destaca el detector de peatones, que puede ayudar a prevenir accidentes en la oscuridad, así como el asistente de aparcamiento, que acciona el freno para evitar colisiones a baja velocidad con el modo manos libres. Los dispositivos de conectividad y entretenimiento incluyen el sistema SYNC 3, compatible con Apple CarPlay y Android Auto, el equipo de sonido premium Bang & Olufsen Play y una pantalla táctil de ocho pulgadas claramente inspirada en las ‘tablets’.

En cuanto a la motorización, entre las versiones gasolina se puede escoger entre el 1.1 y el EcoBoost 1.0. En el primero las potencias son de 70 y 85 CV, mientras que en el segundo la horquilla va de los 100 a los 140 CV. Completa la oferta un diésel TDCi 1.5 litros en versión de 85 y 120 CV.

El acabado más básico, el Trend, incluye antibloqueo ABS, asistente al arranque en cuesta, sensor de presión de neumáticos, anclajes Isofix, limitador de velocidad, aviso de cambio involuntario de carril, encendido automático de luces, retrovisores termoeléctricos, intermitentes en el color de la carrocería, llantas de acero, aire acondicionado y radio con Bluetooth.

Mientras, el nivel más alto de la gama lo representa el Vignale. Trae de serie, entre otros, paragolpes delantero y trasero exclusivo, llantas de aleación de 17 pulgadas, faros automáticos, pantalla táctil de ocho pulgadas, reconocimiento de señales de tráfico, cambio automático de luces, salpicadero de piel, control de crucero y suelo del maletero ajustable. El que otorga un aspecto más deportivo es el ST-Line, con un kit exterior especial. El tubo de escape está cromado, la parrilla es de tipo panal, las llantas son de 17 pulgadas y el pomo y los pedales, de aluminio. Por su parte, el Titanium añade mejoras como los faros traseros LED, la consola central con reposabrazos y el pomo de la palanca forrado en piel.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión