Despliega el menú
Motor

La cuarta generación del Kia Rio escala posiciones

El nuevo Kia Rio sube el listón en diseño, espacio y dinamismo. Atractivo, amplio, bien rematado, y muy divertido de conducir, ya no es uno más del segmento.

El nuevo Rio luce un aspecto maduro y atractivo. Estará disponible en siete colores y podrá equiparse con llantas de 15 a 17 pulgadas.
La cuarta generación del Kia Rio escala posiciones
Kia

En abril llega al mercado el nuevo Kia Rio. Un modelo que ha madurado de forma espectacular. Su primera generación, lanzada en el año 2000, pecaba de un diseño anodino, un equipamiento básico, y una dinámica de conducción poco adaptada al mercado europeo. Algo que hoy en día, mirando el nuevo modelo, parece un espejismo. Estéticamente incorpora la última evolución de la parrilla en forma de morro de tigre, seña de identidad de la marca. Ahora es más ancha y estilizada, y se integra con una ópticas de nuevo diseño en forma de U. Su estampa general es también más alargada, en contraposición con una zaga más vertical. En conjunto tiene una imagen más poderosa y deportiva.

Amplio y equipado. En su interior, el nuevo Rio crece en espacio, gracias a un aumento de longitud de 15mm, pero sobre todo por una ganancia en batalla de 10mm. El maletero alcanza los 325 litros de capacidad, una cifra de las mejores de su categoría, y su equipamiento está a la última. Como muestra, el modelo coreano es el primero del segmento B en incorporar el sistema autónomo de frenada de emergencia con reconocimiento de peatones.

También podrá equipar sistemas como el encendido automático de luces y limpiaparabrisas, el control de crucero o la ayuda al aparcamiento con cámara trasera. En lo referente al diseño, el nuevo salpicadero a base de líneas rectas le aporta una sensación de mayor amplitud. Los materiales empleados son de buena calidad, y los ajustes correctos. No se escuchan ruidos molestos ni en las carreteras de peor firme, y la insonorización del motor es notable.

Ágil y divertido

Ya que hablamos de motores, el nuevo Rio se ofrecerá con tres motorizaciones, dos de gasolina y un diésel. En gasolina, estarán disponibles las mecánicas 1,25 CVVT, atmosférica de 84 CV, y 1.0 T-GDi, tricilíndrica turbo de 100 CV, mientras que en diésel se ofrece el motor diésel 1.4 CRDi con dos niveles de potencia, 77 y 90 CV. Salvo que se vayan a hacer muchos kilómetros, por prestaciones y consumos la opción más lógica será la de gasolina de 100 CV, que a buen seguro se llevará la mayoría de las ventas.

Al volante genera buenas sensaciones. No es el más deportivo del segmento, pero ofrece un excelente compromiso entre confort y deportividad. Es ágil y divertido de conducir, tanto, que después de unos tramos de curvas querrás más. En definitiva, un modelo que, tras cuatro generaciones, ha pasado de ser un gatito a convertirse en un felino agazapado capaz de pelearse con modelos mucho más asentados.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios